Definición de

EBITDA

EBITDA es un acrónimo procedente de la expresión inglesa Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization (es decir, Beneficios antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones). Se trata de un término de uso frecuente en el ámbito de la economía y las finanzas.

Es interesante mencionar que una sigla es una abreviatura que se forma con las letras iniciales de una frase o expresión. Cuando una sigla se pronuncia como una palabra, se la denomina acrónimo.

En este caso específico, la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE) señala que la noción debe escribirse como ebitda (todo con minúsculas), ya que se emplea como un sustantivo que forma parte del léxico habitual. Su género, en tanto, es masculino debido a su correspondencia con las palabras beneficio y resultado. Por lo tanto, debe indicarse «el ebitda» y «los ebitdas».

Beneficios antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones

La idea de ebitda proviene de la expresión inglesa Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Qué es el ebitda

El ebitda es un indicador que refleja las ganancias brutas de explotación que obtiene una empresa, antes de aplicar la deducción de los gastos financieros (los intereses, los impuestos, etc.). La utilidad del ebitda en una auditoría o un análisis varía de acuerdo a múltiples factores y es cuestionada por algunos especialistas.

Para muchos economistas, el ebitda es importante ya que permite realizar comparaciones sin la distorsión que producen aquellos gastos financieros que, en el futuro, pueden ser compensados y, por lo tanto, mejorar el resultado.

La finalidad del ebitda es dar a conocer si una empresa gana o pierde al desarrollar su negocio principal. Por eso deja afuera los desembolsos impositivos, el pago de intereses y la caída de valor provocada por amortizaciones y depreciaciones, orientándose solo en el margen bruto de la explotación.

Contabilidad

El ebitda es útil para conocer la rentabilidad de una compañía.

Para qué sirve

Es relevante mencionar que el ebitda no solo puede utilizarse para comparar el desempeño de dos compañías. También puede emplearse para cotejar cómo le fue a una firma en diferentes periodos, siempre centrándose en su actividad central y descartando otros datos.

Hay que tener en cuenta, por otro lado, que el ebitda no muestra el flujo de caja del negocio. Esto se debe a que prescinde de las inversiones realizadas en activos fijos y de los cambios que se producen en el capital de trabajo. Respecto al flujo de efectivo a disposición de la entidad, en cambio, el ebitda ayuda a conocerlo con facilidad, ya que refleja el dinero que dispone la empresa para asumir sus deudas luego de la resta correspondiente de sus gastos principales.

En este punto hay que mencionar que, mientras que el flujo de caja muestra las fluctuaciones de los egresos y los ingresos de caja en un cierto periodo, el flujo de efectivo se centra en el movimiento de dinero al contado a nivel general.

El ebitda y el OIBDA

En el ámbito de las finanzas y la economía también es común encontrarse con el acrónimo OIBDA, otro término técnico de origen inglés: se trata del Resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones, y su versión original es Operating Income Before Depreciation and Amortization. En palabras más sencillas, este concepto representa la diferencia que existe entre los gastos y los ingresos como resultado de la actividad comercial que no es contable ni tampoco financiera.

La actividad comprendida por el OIBDA es la que una compañía lleva a cabo antes de dotar la pérdida de los activos de manera contable por el paso del tiempo y el uso. Es importante señalar que este indicador no le sirve a la empresa, dado que no refleja su verdadero estado.

El ebitda, en cambio, sí se puede usar para controlar la rentabilidad de un negocio, porque se basa en las ganancias y las pérdidas de la compañía. La razón de que podamos basarnos en el ebitda para realizar una comparación de los resultados de una o más empresas a lo largo de un periodo de tiempo determinado es que no se respalda en cuestiones tributarias ni financieras ni en los gastos contables que no acarrean una salida de dinero.

Para poder llevar a cabo dicha comparación, el ebitda supone dividir el término que se desea analizar por la inversión que hayan realizado las empresas involucradas, o bien por las ventas que hicieron en el mismo plazo. Esto nos da un ratio que se relaciona de forma directamente proporcional con la eficacia operativa de la firma.

Esta medida de resultados permite no involucrar ciertas cuestiones de carácter tributario y financiero, o de amortizaciones y depreciaciones, para dar con un resultado más allá de los sucesos que podrían tener lugar en ciertas empresas por cuestiones tales como un determinado tratamiento fiscal, la cuantificación de sus depreciaciones o bien una financiación que sea extraordinariamente favorable.

Beneficios

Gracias al ebitda, es posible conocer si una entidad pierde o gana con el desarrollo de su negocio principal.

Otros indicadores

La capacidad de generar un estado de flujo de efectivo positivo es esencial para todas las compañías. Además del ebitda y el OIBDA, existen otros indicadores que resultan de utilidad para la contabilidad.

El EBIT, por ejemplo, puede obtenerse partiendo del estado de resultados como el EBITDA, calculándose como la diferencia entre los ingresos de explotación, los gastos de ventas, los gastos generales y administrativos y los costos de explotación. Lo que hace es informar la utilidad en el periodo previo al descuento de los impuestos y los gastos financieros.

La idea de utilidad neta, por su parte, contempla las ganancias o pérdidas teniendo en cuenta la deducción de los diversos gastos contables y las fluctuaciones transitorias de caja. Hay que considerar que, según el indicador utilizado, la información puede ser más o menos adecuada para el análisis de la solvencia, la liquidez, la gestión de riesgos y otras cuestiones de la firma.

Calculadora de ebitda

Usa esta calculadora de ebitda para evaluar rápidamente la rentabilidad operativa de un negocio.

Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 9 de mayo de 2023. EBITDA - Qué es, calculadora, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/ebitda/
Buscar otra definición
x