Definición de palabras graves

En nuestra lengua, las reglas de acentuación implican la escritura de una tilde o acento ortográfico en ciertas palabras. Así podemos distinguir entre diversas formas de pronunciar una palabra. Gracias a la tilde o acento ortográfico, al momento de leer, podemos diferenciar entre términos que se escriben con las mismas letras pero que se acentúan de distinta forma. No obstante, no todas las palabras llevan tilde, dependiendo del grupo al que pertenezcan deben seguir una regla de acentuación.

Palabra grave

Se conoce como sílaba tónica o sílaba acentuada a la parte de la palabra que se pronuncia con mayor énfasis. De acuerdo a la ubicación de esta sílaba en cada palabras, ésta puede ser clasificada dentro de algunos de los diversos grupos de palabras: graves o llanas, agudas, esdrújulas o sobreesdrújulas.

Las palabras graves, también conocidas como paroxítonas o llanas, son las más frecuentes y se caracterizan por ser todas aquéllas que se acentúan en la penúltima sílaba. Como ya lo hemos dicho, esto no significa que siempre deban llevar la tilde, lo cual dependerá de las reglas de acentuación que veremos más adelante. Lo que familiariza a todas estas palabras es que el énfasis de la pronunciación está en la penúltima sílaba en todas ellas.

Las reglas de acentuación para las palabras graves dicen que aquellos términos que no concluyan en N, S o vocal o que terminen en S precedida de consonante, deben llevar acento ortográfico. A continuación te mostramos dos ejemplos:

* ÁRBOL: es una palabra grave ya que su sílaba tónica es la penúltima (ar ). La tilde debe escribirse porque la última letra es consonante (L) y, si nos fijamos en la regla éstas deben acentuarse ortográficamente.

* MARCHA: es una palabra grave ya que su sílaba tónica es la penúltima (mar ). No debe escribirse la tilde porque la última letra es una vocal.

Otros ejemplos de palabras graves son: “cárcel”, “hoja”, “vino”, “álbum”, “cáncer” y “virgen”. De acuerdo a las reglas ortográficas que mencionamos líneas arriba, “cárcel”, “álbum” y “cáncer” llevan tilde porque terminan en consonantes que no son N ni S. “Hoja” y “vino”, en cambio, no llevan acento ortográfico por terminar en vocal, mientras que “virgen” no se acentúa con tilde al finalizar en una N; se dice que el acento es prosódico, porque no se escribe.

Otros tipos de palabras según su acentuación son las palabras agudas y las palabras esdrújulas.

Excepciones de acentuación en las palabras graves

Es importante que sepas, sin embargo, que también existen excepciones. Es decir, que algunas palabras graves que, según las reglas de acentuación no deberían llevar acento ortográfico, lo llevan. Tal es el caso de ciertas conjugaciones como prohíbe o acentúa.

Palabras GravesEsta excepción aparece cuando una vocal fuerte o abierta (a, e, o) se une a una débil o cerrada (i, u) y la tónica cae sobre la débil. En estos casos siempre se escribe la tilde, ignorando cuál es la última letra de la palabra. Veamos los ejemplos:

* PROHÍBE: como el acento lo lleva la vocal débil, debe escribirse la tilde.

* ACENTÚA: la u es la vocal débil y como es la que se pronuncia con más énfasis, se escribe la tilde. Si te preguntas por qué acentuar entonces no lleva tilde, te contamos que en ese caso el sonido enfático de la palabra recae sobre la a, que es la vocal fuerte, por eso no lleva acento ortográfico.

Esta misma regla se aplica en la conjugación de muchísimos verbos; tal es así como rugía, deberías, dormía, entre otros.

Esta excepción, por ejemplo puede ayudarnos mucho para distinguir en la pronunciación de palabras como sabia (que conoce muchas cosas) y sabía (alguien que ya estaba al tanto de una determinada cosa).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de palabras graves (https://definicion.de/palabras-graves/)