Definición de acento prosódico

El primer paso para poder entender el significado del término acento prosódico que ahora nos ocupa es comenzar por determinar su origen etimológico. En concreto, este es el que tienen cada una de las dos palabras que le dan forma:
-Acento. Se trata de una palabra que deriva del latín, en concreto, de “accentus”, que es fruto de la suma de dos componentes claramente delimitados: el prefijo “ad-”, que puede traducirse como “hacia”, y el sustantivo “cantus”, que significa “canto”.
-Prosódico, que procede de la palabra griega “prosoidikos” y que significa “relativo al tono, el canto, el acento o la modulación”. Es un término conformado por estas partes: el prefijo “pros-”, que significa “al lado”; el sustantivo “oide”, que es sinónimo de “canción”, y el sufijo “-ico”, que viene a indicar “relativo a”.

Acento prosódico

Acento es un término que puede emplearse para nombrar a la energía que se aplica al pronunciar una sílaba, con el objetivo de diferenciarla del resto por su tono o intensidad. Prosódico, por su parte, es aquello vinculado a la prosodia (la rama de la gramática que instruye sobre la acentuación y la pronunciación correctas).

El acento prosódico es el relieve que se realiza en la pronunciación. Cuando este relieve se indica en la escritura de las palabras a través de la tilde (una línea oblicua que desciende desde la derecha hacia la izquierda), se habla de acento ortográfico.

Como se puede advertir, el acento prosódico es aquel que se aplica en la pronunciación, mientras que el acento ortográfico se plasma a través de la tilde. La sílaba que se acentúa, por otro lado, se denomina sílaba tónica.

Tomemos el caso de la palabra “perro”. Se trata de una palabra de dos sílabas: perro. La sílaba tónica es pe: sobre ella recae el acento prosódico. “Perro”, de este modo, es una palabra acentuada en la anteúltima sílaba, que finaliza con una letra vocal. Las reglas ortográficas de la lengua castellana indican que, en estos casos, no se utiliza la tilde.

La palabra “pasión” también tiene dos sílabas: pasión. Su sílaba tónica es sión pero, en este caso, más allá del acento prosódico, también lleva acento ortográfico (tilde). Esto se debe a que la acentuación se encuentra en la última sílaba y la palabra termina en N: de acuerdo a las reglas de la ortografía, dichas palabras llevan tilde para marcar el acento.

Así, por ejemplo, en la palabra “edificio”, el acento prosódico recae directamente sobre la silaba “fi”.Y eso sin olvidar que hay otras muchas palabras en el castellano que también cuentan con el mismo, entre las que se hallan desde “colmillo” hasta “padre” pasando por “pañuelo”, “traje”, “cine” o “belleza”.

Una manera de poder entender la diferencia entre acento prosódico y acento ortográfico, después de lo expuesto es a través de unas oraciones:
-En la frase “Viajamos hasta Madrid en avión”, avión es una palabra que cuenta con acento ortográfico.
-En la frase “En el aeropuerto de Barajas hay muchísimos aviones”, esta última palabra lo que posee no es un acento ortográfico sino uno de tipo prosódico.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de acento prosódico (https://definicion.de/acento-prosodico/)