Definición de pirexia

El término pirexia, derivado del latín científico pyrexia, alude a una fiebre no sintomática, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE). La fiebre, por su parte, es una patología que se caracteriza por el incremento de la temperatura corporal, acompañado por una frecuencia más alta de la respiración y del pulso.

Pirexia

La pirexia, por lo tanto, es una noción que alude a un estado febril. Es importante tener en cuenta que la aparición de fiebre implica la existencia de algo anormal en el organismo.

Aunque la temperatura puede variar de acuerdo a la hora del día y a otros factores, se suele considerar que la pirexia se manifiesta al superar los 37 ºC. Dependiendo de la cantidad de grados y de la edad de la persona, la fiebre puede asociarse a una situación de mayor o menor gravedad.

En el caso de los adultos, la pirexia suele desaparecer en pocos días. Existen medicamentos de venta libre que son antipiréticos; es decir, que contribuyen a bajar la fiebre. El ibuprofeno y el paracetamol son dos de los fármacos que se emplean para combatir la pirexia.

Para saber si alguien está atravesando un cuadro de pirexia, lo mejor es medir su temperatura corporal con un termómetro. De todos modos, la fiebre también suele manifestarse a través de cefalea, dolores musculares, debilidad general, escalofríos y sudoración.

Si la fiebre se mantiene varios días, se alcanzan niveles de temperatura muy altos o el malestar es intenso, es importante consultar con un médico. Limitarse a un tratamiento con medicamentos de venta libre puede resultar insuficiente y, en ciertos casos, hasta contraproducente: la clave radica en descubrir cuál es la causa de la fiebre.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de pirexia (https://definicion.de/pirexia/)

Buscar otra definición