Definición de potencia anaeróbica

Para poder comenzar a analizar el significado del término potencia anaeróbica, primero es necesario conocer el origen etimológico de las dos palabras que lo componen:
-Potencia deriva del latín “potentia”, que puede traducirse como “cualidad del que tiene el poder” y que es fruto de la suma de tres elementos: el verbo “posse”, que significa “poder”; la partícula “-nt-”, que indica “agente”; y el sufijo “-ia”, que es sinónimo de “cualidad”.
-Anaeróbica, por su parte, emana del griego y está formada por las siguientes partes: el prefijo “an-”, que es sinónimo de “sin”; “aero”, que puede traducirse como “aire”; “bio”, que significa “vida”; y el sufijo “-ikos”, que se usa para indicar “relacionado con…”.

Potencia anaeróbica

Anaeróbico es un adjetivo vinculado a la anaerobiosis (la vida que se desarrolla en un ámbito que carece de oxígeno). Lo anaeróbico, por lo tanto, se asocia a una falta de este elemento químico vital.

Se conoce como ejercicio anaeróbico a aquella actividad física de duración reducida pero gran intensidad, en la que el metabolismo de los músculos no apela al oxígeno en el intercambio de energía. Con esto en mente, podemos indicar que la potencia anaeróbica es el poder del ser humano para ejecutar una actividad física intensa y breve.

Esta capacidad está asociada a la velocidad que puede alcanzar la persona y a la resistencia de sus músculos. Un sujeto con buena potencia anaeróbica podrá completar actividades físicas que implican un amplia intensidad en pocos segundos.

La intensidad de los ejercicios suele medirse de acuerdo a las pulsaciones por minuto que registra el deportista. Cuando esas pulsaciones son más de 170 por minuto, se calificará al ejercicio como intenso y exigirá que la persona cuente con una potencia anaeróbica adecuada para soportarlo.

En concreto, podemos decir que la potencia anaeróbica está relacionada con lo que es la potencia muscular, la resistencia muscular y también la velocidad. Y es que cuando se realizan ejercicios basados en aquella lo que logran los deportistas es fortalecer los distintos músculos, más que quemar grasas.

Los atletas que llevan a cabo la disciplina de la gimnasia artística son muy buenos ejemplos de personas que realizan ejercicios relacionados con la potencia anaeróbica.

Además de todo lo expuesto no podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como entrenamiento anaeróbico láctico que se basa en la realización de esfuerzos intensos que se realizan en un intervalo de entre 20 a 120 segundos.

La potencia aeróbica, en cambio, está relacionada con la capacidad orgánica para completar ejercicios que se extienden, al menos, tres minutos y que tienen una intensidad mediana o baja. Un ejemplo de ejercicio aeróbico es trotar: el individuo, mientras lo realiza, tiene la posibilidad de inhalar y llenar sus pulmones de oxígeno. En cambio, mientras realiza una actividad anaeróbica (como un abdominal), esto no puede hacerse.

Puede decirse, en definitiva, que la potencia anaeróbica muestra la resistencia del organismo para desarrollar un esfuerzo con una cantidad reducida de oxígeno.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de potencia anaeróbica (https://definicion.de/potencia-anaerobica/)