Definición de fuerza muscular

El vocablo latino fortia derivó en fuerza, un concepto que tiene varios usos. Puede tratarse de la capacidad para hacer resistencia, levantar un peso o desplazar algo. Muscular, por su parte, es aquello vinculado a los músculos: los órganos formados esencialmente por fibras capaces de contraerse y alargarse.

Fuerza muscular

Es posible definir la fuerza muscular como la capacidad que tiene un músculo de desarrollar tensión contra una carga en un único esfuerzo durante la contracción. Gracias a la fuerza muscular, se puede contrarrestar o superar una resistencia a través de la tensión de un músculo o de un grupo de estos órganos.

La fuerza muscular puede medirse en gramos, aludiendo a la tensión máxima que los músculos pueden desarrollar. En la vida cotidiana, la fuerza muscular se aplica de manera constante cuando, mediante el accionar de los músculos, se modificar el estado de movimiento o reposo de éstos para oponerse y superar una resistencia, que puede ser externa o interna.

La contracción que desarrollan los músculos al ejercer fuerza puede ser isométrica (en este caso, como la resistencia es igual a la fuerza, el músculo no se mueve y su longitud no varía) o isotónica (el músculo se alarga o se acorta). Las contracciones isotónicas, a su vez, pueden ser excéntricas (el músculo se extiende ya que la resistencia supera a la fuerza) o concéntricas (el músculo se acorta debido a que la fuerza resulta mayor que la resistencia).

Es importante diferenciar entre la fuerza muscular y la resistencia muscular. Esta última noción alude a la capacidad de los músculos de ejercer fuerza muscular para lograr la superación de la resistencia en reiteradas ocasiones.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fuerza muscular (https://definicion.de/fuerza-muscular/)

Buscar otra definición