Definición de proceso social

Conocer el origen etimológico de las dos palabras que dan forma al término proceso social es fundamental para así poder descubrir y entender el significado del mismo. En este caso, podemos decir que las dos derivan del latín:
-Proceso emana de “processus”, que puede traducirse como “marcha” o “desarrollo”.
-Social, por otro lado, es fruto de la evolución de “socialis”, que es equivalente a “relativo o perteneciente a la comunidad de personas”.

Proceso social

Los procesos son ciclos que constan de distintas etapas, en las cuales se producen ciertos cambios de estado. De este modo, al finalizar el proceso, su protagonista ya no es el mismo que en el comienzo.

Social, por su parte, es aquello vinculado a la sociedad. Esta noción (sociedad) se relaciona con el grupo de sujetos que mantienen interacciones y que tienen una cultura compartida, creando una comunidad.

Un proceso social, en definitiva, está formado por una serie de interacciones dinámicas que se desarrollan en el seno de una sociedad. Estos procesos pueden provocar cambios en la estructura social.

Muchos son los autores que, a lo largo de la historia, han estudiado y analizado los distintos procesos sociales existentes. En concreto, uno de los más importantes al respecto es Durkheim, quien llegó a determinar que el individuo es un producto de la sociedad y que la educación ejerce un papel fundamental a la hora de conseguir que los ciudadanos se integren en la sociedad a partir de determinados comportamientos e ideas.

De la misma manera, tampoco podemos olvidar los estudios llevados a cabo sobre el proceso social por otras figuras tales como Herrera Figueroa. Este, por ejemplo, determinó que aquel y el sujeto está íntimamente relacionados ya que el individuo, desde el momento que nace, forma parte de una sociedad, es un ser social, y está unido a lo que son las acciones del resto.

Max Weber, Berger o Luckman fueron otros de los pensadores que también dedicaron parte de su trabajo al estudio y análisis del proceso social, dando forma a conceptos tales como socialización primaria y socialización secundaria.

Lo que se entiende por realidad social incluye a personas, grupos e instituciones, vinculadas entre sí mediante las relaciones sociales (que pueden implicar cooperación, oposición, competencia, etc.). Las distintas formas de interacción son calificadas por los sociólogos como procesos sociales. Puede definirse al proceso social, por lo tanto, como una forma de conducta que aparece de manera repetida en una sociedad.

Un ejemplo de proceso social es el compromiso de muchos ciudadanos con la protección de la ecología. Este proceso implica la interrelación de numerosas personas convencidas acerca de la necesidad de conseguir un cambio en la sociedad para conservar el medio ambiente. A partir de estos vínculos, la comunidad comienza poco a poco a adoptar nuevas costumbres, tendientes a reducir el impacto de la huella ecológica.

La emigración también puede considerarse como un proceso social que provoca cambios en la estructura del lugar de origen y también del sitio que acoge a los inmigrantes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de proceso social (https://definicion.de/proceso-social/)