Definición de protocolo

Un repaso por la etimología del término protocolo nos lleva de manera inmediata a protocollum, un vocablo latino. Éste, a su vez, deriva de un concepto de la lengua griega. En concreto, emana de la palabra griega “protokollon”, que es fruto de la suma de dos elementos diferenciados: “protos”, que puede traducirse como “primero”, y “kollea”, que es sinónimo de “pegamento” o “cola”.

Protocolo

Lo concreto es que, en nuestro idioma, un protocolo es un reglamento o una serie de instrucciones que se fijan por tradición o por convenio.

Partiendo de este significado, es posible emplear la noción en diferentes contextos. Un protocolo puede ser un documento o una normativa que establece cómo se debe actuar en ciertos procedimientos. De este modo, recopila conductas, acciones y técnicas que se consideran adecuadas ante ciertas situaciones.

Puede decirse, en este sentido, que las fuerzas de seguridad cuentan con un protocolo de actuación cuando se produce una toma de rehenes. Dicho protocolo establece que la obligación de la policía y del resto de las fuerzas es garantizar la integridad de los rehenes, para lo cual el protocolo regula el uso de armas de fuego (que sólo pueden emplearse en situación de riesgo de vida por parte de un rehén), menciona cómo debe desarrollarse la negociación con los secuestradores, etc. Si algún integrante de una fuerza de seguridad actúa sin respetar dicho protocolo, puede ser castigado.

Se conoce como protocolo, por otra parte, a las normas que definen el comportamiento adecuado en un evento social de cierta formalidad. El protocolo, de esta manera, se asocia a lo que se conoce como etiqueta: vestirse de una determinada manera, respetar la puntualidad, saludar con una reverencia a una autoridad y otras cuestiones forman parte del protocolo.

Por ejemplo, ese protocolo establece una serie de normas a la hora de acudir como invitado a una boda:
-Las mujeres deben llevar vestido corto a las bodas de mañana y largo a las de tarde o noche.
-Nunca se debe vestir únicamente en color negro o totalmente de blanco.
-Mientras menos complementos mejor.
-En las bodas de noche nunca se debe llevar tocado.
-Los hombres nunca pueden llevar corbata negra y las pajaritas, por más que se hayan puesto de moda, nunca deben llevarse con un traje de chaqueta porque es un complemento únicamente del esmoquin.

De la misma manera, también existe un protocolo muy concreto respecto a las mesas del banquete de bodas:
-En la mesa presidencial, sólo deben estar los novios y los padrinos, así como los otros padres de la pareja. Es decir, un máximo de seis personas.
-Las mesas más cercanas a la presidencial son en las que se sientan las personas más importantes para los novios, tales como hermanos, abuelos, tíos o primos así como amigos.
-Si hay muchos niños invitados, deben sentarse todos juntos en una mesa para así disfrutar de un menú infantil.
-Cada mesa no debe tener más de diez comensales.
-Lo más adecuado es colocar mesas redondas para que se favorezca el diálogo y la interrelación entre todos los comensales.

Otros protocolos son los acuerdos establecidos por varios Estados para modificar un tratado y los conjuntos de reglas que deben respetar distintos sistemas informáticos para poder comunicarse entre ellos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de protocolo (https://definicion.de/protocolo/)