Definición de psicoterapia

Antes de entrar de lleno a definir la palabra psicoterapia se hace necesario el proceder a establecer el origen etimológico de la misma. Este se halla en el griego y más concretamente en la unión de dos términos: por un lado, está psico (psyche) que podría traducirse como “alma” y por otro lado está terapia (terapia) que vendría a significar “tratamiento”.

Psicoterapia

Partiendo de dicha significación se podría decir de una manera sencilla que la psicoterapia es el tratamiento que lleva a cabo un profesional de la salud (psicoterapeuta) para conseguir que un paciente en cuestión pueda lograr una serie de mejoras y cambios positivos en lo que respecta a su comportamiento, a su salud psíquica y física, a la adaptación al entorno o a su identidad psicológica.

En este sentido, es frecuente que muchas veces las personas acudan a recibir psicoterapia debido a que tienen problemas de comportamiento, tristeza crónica, pautas de alimentación inadecuadas, conflictos de pareja, problemas con el consumo de drogas, fracaso escolar o insatisfacción de tipo sexual.

El lazo comunicativo que se establece entre un psicoterapeuta (un experto que se ha preparado para evaluar cuadros y proponer alternativas para modificar la vida de quien requiere su ayuda) y la persona que solicita sus servicios profesionales (reconocido con el nombre de paciente) se conoce como psicoterapia. Este tratamiento se recomienda y se utiliza cuando se busca incrementar el bienestar del paciente y de propiciar cambios en su conducta cotidiana, actitudes y pensamientos.

Cabe destacar que el término psicoterapia no está definido bajo un criterio científico concreto, sino que permite denominar un amplio abanico de índole científica que se refleja en diferentes orientaciones teóricas y prácticas. La psicoterapia contempla una extensa variedad de enfoques y de definiciones teóricas vinculadas a este campo que determinan distintas formas de condicionar y abordar la comunicación entre el psicoterapeuta y cada uno de sus pacientes.

Entre las distintas líneas de la psicoterapia, puede mencionarse la corriente psicoanalítica, la conductual, la humanista y la constructivista, entre otras.

Resulta interesante mencionar también que existen dos aspectos que se repiten en todas las corrientes de la psicoterapia: el contacto directo y personal entre el especialista y quien acude a él para iniciar un tratamiento, en especial a través del diálogo, y la calidad de relación terapéutica del contexto de comunicación, o sea la ayuda destinada a lograr un cambio en el paciente. De todas maneras, en los últimos años se ha desarrollado una nueva modalidad de intervención psicológica a distancia a través de Internet, conocida como ciberpsicoterapia.

Una manera esta de que cualquier persona que por problemas con el horario profesional o con las obligaciones personales no pueda llevar a cabo la asistencia a la clínica o al centro de un psicoterapeuta. Así, gracias a la Red y desde su casa y cuando mejor le convenga podrá estar en contacto cono dicho profesional y recibir el tratamiento que necesite para ponerle fin al problema que le preocupa y que le está perjudicando en su vida diaria.

Es importante señalar que la psicoterapia implica el respeto y la adecuación hacia un código deontológico, que marca bases sobre la privacidad y la confidencialidad de la información intercambiada en el marco de la comunicación entre el psicoterapeuta y el paciente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2008. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de psicoterapia (https://definicion.de/psicoterapia/)