Definición de purgatorio

Hasta el latín hay que marcharse para poder encontrar el origen etimológico del término purgatorio que ahora vamos a analizar. Él procede de la palabra latina “purgatorium”, que puede traducirse como “que purifica” y que deriva, a su vez, del verbo “purgare”, que es equivalente a “limpiar” o “purificar”.

Purgatorio

Ese término, en nuestro idioma, se convirtió en purgatorio, cuyo uso más habitual se encuentra en el ámbito de la religión.

En el catolicismo, el purgatorio es el espacio simbólico que alberga a las personas que fallecieron con algún pecado y que deben purificarse antes de estar aptos para acceder al Paraíso. Se dice que quedan en el purgatorio aquellas almas que arrastran algún pecado leve que aún no ha sido perdonado o algún pecado grave que todavía no tuvo su correspondiente satisfacción a través de la penitencia.

Puede entenderse al purgatorio, por lo tanto, como un estado temporal que la persona atraviesa tras la muerte mientras expía sus pecados. Es importante destacar que el purgatorio nunca es eterno: la doctrina indica que todas las almas, a la larga, logran acceder al Cielo. El tiempo de permanencia puede depender, entre otras cosas, de los rezos de las personas en memoria de los fallecidos y de eventuales indulgencias.

Es posible vincular al purgatorio con el infierno: en ambos casos, el alma se encuentra alejada de Dios. Sin embargo, quien es destinado al infierno permanece allí por toda la eternidad, mientras que, como ya mencionamos, el purgatorio es transitorio. La finalidad del purgatorio es que el alma se purifique y quede preparada para ascender al Cielo.

Hay que decir que mientras que la Iglesia Católica o la Copta sí reconocen y aceptan la existencia del purgatorio, la ortodoxa no. No obstante, eso no impide que los religiosos de esta última sí lleven a cabo rezos con el claro objetivo de conseguir que sus difuntos reciban el amor y la misericordia de Dios por los pecados que pudieron haber cometido en vida.

El purgatorio, a lo largo de la Historia, ha despertado el interés de muchos autores. Buena muestra de ello es Dante Alighieri y que convirtió a aquel en una de las partes de su obra más conocida e importante: “La Divina Comedia”.

Dentro del ámbito cinematográfico hay que decir que existe una película que lleva por título precisamente “Purgatorio”. Fue estrenada en el año 2014 y se trata de un thriller dirigido por el español Pau Teixidor. Oona Chaplin o Sergi Méndez son algunos de los actores que encabezan el reparto del film que cuenta la historia de una chica que se ve en la necesidad de cuidar al hijo de su vecina.

Lo complicado de la trama comienza cuando no sólo la madre no viene a recoger al pequeño sino que además este empieza a decir que en la casa vive alguien más, otro niño.

Purgatorio, por otra parte, puede emplearse como adjetivo en el mismo sentido que purgativo: un elemento o una sustancia que recibe este calificativo es aquel que permite purificar un organismo, un sistema, etc.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de purgatorio (https://definicion.de/purgatorio/)