Definición de sedición

Sedición, un término que deriva del latín seditĭo, es un levantamiento grupal contra los gobernantes, las autoridades o el orden vigente. Por lo general, se considera la sedición como un movimiento o una actitud que tiene una gravedad menor que una rebelión o una revolución.

Sedición

Fomentar organizaciones que se oponen a la autoridad, promover la resistencia al poder y realizar discursos públicos en contra del orden establecido son algunas acciones típicas de la sedición. Estas prácticas pueden considerarse como un delito dependiendo del contexto y la legislación de cada país.

De esta manera, hay que decir que las manifestaciones pacíficas, los actos de protesta y el ejercicio de la oposición política no suelen considerarse como actos de sedición ni acciones ilegales en los regímenes democráticos.

Podemos tomar el caso de la República Argentina para comprender qué es la sedición y en qué punto se consideran sus acciones como un delito. De acuerdo a la Constitución de este país sudamericano, el pueblo gobierna a través de sus representantes y de las autoridades establecidas por la Carta Magna. Las personas que pretenden atribuirse los derechos de los ciudadanos y realizar reclamos en su nombre, afirma la Constitución argentina, incurren en el delito de sedición.

De este modo, si integrantes de la fuerza policial deciden no acatar las órdenes del poder político hasta que se les otorgue un aumento de salario, estas personas podrán ser acusadas de sedición ya que no están respetando lo establecido por la Constitución. En Argentina, las condenas por sedición pueden acarrear varios años de cárcel.

La persona responsable de promover las actitudes y los hechos recién descritos, correspondientes a una situación que puede catalogarse de sedición, se considera “sediciosa”, una palabra que puede actuar como adjetivo o como sustantivo, según el caso.

Con respecto al término sedición, puede decirse que en la modernidad apareció por primera vez alrededor del 1590, durante el reinado de Isabel I, aunque mucho antes ya puede apreciarse en la biblia católica para referirse a la acción de promover a través de escritos o palabras la hostilidad hacia la autoridad constituida o el Estado.

SediciónExisten leyes de sedición en países como Estados Unidos y Australia; en este último, forma parte de una ampliación de las sanciones y definiciones de la legislación antiterrorista que efectuaron en el mes de diciembre de 2005. Un caso conocido de sedición tuvo lugar en el año 1981, cuando un nacionalista puertorriqueño llamado Oscar López Rivera, quien había luchado en la guerra de Vietnam, recibió una condena a 70 años en la cárcel por haber conspirado en un delito sedicioso, entre otros.

López Rivera se encuentra entre los 16 individuos a los cuales Bill Clinton les ofreció un indulto condicional en el año 1999; sin embargo, él no lo aceptó. Según su hermana, la razón de su rechazo se debió a que no veía la diferencia entre estar encerrado y no poder hacer un uso pleno de su libertad. El tiempo que este hombre pasó en la cárcel, 32 años, lo ubica en el puesto del preso político que más ha durado tras las rejas en la historia de su país, pero también a nivel mundial.

En el año 2005, una mujer mexicana fue el foco de una investigación por actos sediciosos, luego de haber escrito una carta a un diario local en la cual criticaba negativamente al gobierno. El Sindicato para las Libertades Civiles en América estuvo a cargo del caso y consiguió que la acusada fuera exonerada de los cargos. Colombia considera la sedición como un delito que obstruye temporalmente el régimen legal vigente a través del uso de armas, y contempla la exclusión de la pena siempre que no acarree actos de barbarie, ferocidad o terrorismo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de sedición (https://definicion.de/sedicion/)