Definición de servicio público

La primera acepción del término servicio que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) hace referencia al acto y el resultado de servir (el desarrollo de una acción para la satisfacción de una cierta necesidad).

Servicio público

Lo público, por su parte, es aquello vinculado a toda la comunidad y que, por lo tanto, suele ser gestionado o administrado por el Estado.

Se denomina servicio público, de este modo, a la actividad que desarrolla un organismo estatal o una entidad privada bajo la regulación del Estado para satisfacer cierta necesidad de la población. La distribución de electricidad, el suministro de agua potable, la recolección de residuos y el transporte son algunos ejemplos de servicios públicos.

Así, por ejemplo, nos encontramos con servicios públicos básicos en las ciudades como son los medios de transporte, entre los que destacan tanto el autobús como el tranvía o incluso lo que es el metro. Esos pueden ser utilizados por cualquier persona a través de los correspondientes billetes simples, pero suele suceder que los habitantes de la ciudad pueden disfrutar de ciertas reducciones en el precio mediante determinados bonos o tarjetas.

El taxi también se considera otro servicio público de transporte. De ahí que sea necesario que el vehículo en cuestión deje claro que lo es mediante el pertinente distintivo SP. Se diferencia del resto de transportes con esa misma denominación que se realiza de manera personalizada para el cliente, es una alternativa como se puede decir “puerta con puerta”.

A otros muchos niveles, además de los ya citados, hay servicios públicos. Buena muestra de esto es que, por ejemplo, en España existe lo que se ha dado en denominar Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que está adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y que forma el Sistema Nacional de Empleo, junto a los pertinentes organismos que existen en las comunidades autónomas del país.

Entre sus principales funciones está realizar estudios y análisis en materia de empleo a nivel estatal, impulsar lo que son distintas medidas e iniciativas en ese mismo ámbito, acometer toda la tramitación relacionada con las prestaciones por desempleo…

Otras áreas donde también existen servicios públicos son la postal, la de emergencias, bomberos, las telecomunicaciones…

Un servicio se considera como público cuando su finalidad es atender una necesidad de la sociedad en su conjunto. Por eso el servicio público suele ser prestado por el Estado como entidad que organiza los recursos de la comunidad. En el caso de que, por razones de presupuesto o de otro tipo, el servicio público es ofrecido por una empresa privada, las condiciones de dicho servicio se encuentran sujetas al control y la regulación de las autoridades estatales.

Aquellos países con un Estado rico y bien administrado suelen contar con mayor amplitud y calidad de servicios públicos. Así el Estado puede brindar servicios públicos de salud, educación, telefonía, energía y telecomunicaciones para toda la gente. En cambio, cuando el Estado tiene un alcance reducido, los servicios públicos suelen ser deficientes o muy caros, siendo poco accesibles para los habitantes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de servicio público (https://definicion.de/servicio-publico/)