Definición de súbdito

En concreto, podríamos establecer que este término emana del latín. Así, descubrimos que el origen etimológico del mismo es la suma de dos partes latinas: el prefijo “sub-“, que significa debajo, y el verbo “dare”, que es sinónimo de “dar”.

Súbdito

Súbdito es quien está sujeto a la autoridad de un superior y tiene la obligación de obedecerle. El concepto se usa para nombrar al ciudadano de una nación que debe someterse a las autoridades políticas.

Por ejemplo: “El error del líder fue mostrar debilidad ante los súbditos”, “El monarca siempre se dirigía a los súbditos con simpatía y calidez, con la intención de asegurarse su confianza y evitar las revueltas”, “Lord Scheniltz se niega a seguir siendo súbdito de Su Alteza”.

Es importante establecer diferencias entre el súbdito y el ciudadano. El súbdito implica una situación jurídica por la cual una persona depende del Estado de por vida, con un ejercicio limitado de los derechos civiles y políticos. El ciudadano, en cambio, mantiene un vínculo diferente con el Estado, ya que goza de diversos derechos.

Por eso el término de súbdito era más habitual en la antigüedad, cuando existía una concepción diferente del Estado. El soberano era el monarca absoluto y titular de todos los derechos sobre su territorio, mientras que los súbditos eran “objetos” (y no “sujetos”) de los derechos del monarca.

En este sentido, podíamos determinar, por ejemplo, quién es el súbdito en una monarquía absoluta:
• Es el que acata las órdenes que establece el rey, que es el único capacitado para gobernar y para establecer todas las leyes que considere oportunas. Por tanto, teniendo en cuenta que los monarcas absolutistas se erigen como la figura que Dios ha establecido en la tierra para gobernar, el súbdito se encuentra totalmente sometido a lo que sería la ley divina.
• No participa en política ni en ningún otro asunto que sea importante para la ciudad o el país en cuestión.
• Debe absoluta obediencia al rey.
• Es, en otras palabras, un vasallo ya que no sólo debe seguir a pies juntillas las órdenes del monarca sino que además no tiene derecho a expresarse.
• Debe asumir las consecuencias de los actos de su gobernante sin levantar la voz y sin reclamar nada.
• Asimismo es importante establecer que siglos atrás los súbditos de cualquier rey también estaban obligados a pagar a aquel una importante cantidad de impuestos. De esta manera, era como se podía mantener la corte y todos los gastos que la misma suponía sin olvidar las campañas militares que se llevaran a cabo. Es importante saber que la condición de súbdito en aquel tiempo se heredaba, pasaba de padres a hijos.

La noción de súbdito británico, por otra parte, fue cambiando con el correr de los años. Históricamente se consideró como súbdito a todo aquel que, habiendo nacido en algún territorio perteneciente al Imperio Británico, haya jurado lealtad a la Corona.

“El súbdito”, por último, es una novela escrita por el alemán Heinrich Mann que tuvo su adaptación cinematográfica a cargo de su compatriota Wolfgang Staudte.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de súbdito (https://definicion.de/subdito/)
Top