Definición de supeditado

Supeditado es una conjugación del verbo supeditar, cuyo origen etimológico se halla en la lengua latina (suppeditāre). Supeditar, por su parte, refiere al acto de lograr la subordinación, el dominio o la sujeción de una cosa a algo diferente.

Supeditado

Por ejemplo: “El acto está supeditado a las condiciones climáticas”, “El gobierno advirtió que el pago de los bonos se encuentra supeditado a la decisión judicial”, “El entrenador había supeditado el regreso de Gómez al equipo a que el jugador pidiera disculpas públicas a sus compañeros, algo que finalmente hizo anoche”.

Puede decirse, por lo tanto, que supeditar una acción implica condicionarla: sólo se concreta si otra cosa se cumple. Supongamos que un club planea organizar un evento al aire libre. Los organizadores, ante la posibilidad de que ese día se produzcan precipitaciones, toman la decisión de supeditar el acto al clima, ya que si llueve mientras se realizan las actividades habrá diversos inconvenientes. Por lo tanto, el evento del club queda supeditado a los factores meteorológicos.

Un organismo internacional, por su parte, puede supeditar una ayuda financiera que brindará a un país a ciertas leyes económicas que debería sancionar el gobierno si pretende recibir el apoyo. La ayuda, de este modo, queda supeditada a la decisión gubernamental de impulsar, o no, las leyes que solicita el organismo internacional. Si dichas leyes son sancionadas, el país recibirá la ayuda; de lo contrario, no.

En la vida cotidiana, muchas cosas se encuentran supeditadas: la realización de un viaje puede estar supeditada a la organización de la agenda, la compra de un automóvil puede supeditarse al cobro de una herencia, etc.

Es importante señalar que la relación que se establece entre ambas partes es de relativa dominación, aunque no sea activa o directa, ya que las acciones de una de ellas depende de la otra. Si decimos que «la puesta en marcha de un programa está supeditada a la junta directiva», tenemos una parte dominante que activamente supedita a la otra, mientras que en el caso de un viaje o un evento que dependen del tiempo no hay intención.

SupeditadoDe todos modos, lo que se supedita siempre se ubica en un grado jerárquico inferior, ya que su realización no se garantiza, mientras que la existencia de la otra parte, sí. Esto se puede apreciar al estudiar algunos de los sinónimos más comunes del verbo supeditar, ya que denotan la prioridad de una cosa por sobre la otra: depender, subordinar, relegar, postergar y condicionar, todos demuestran que la balanza se incline claramente en un sentido.

Otros sinónimos que pueden ayudarnos a entender esta falta de equilibrio son los siguientes: acatar, ceñirse, someterse y atenerse. En este caso, estas cuatro palabras se ubican en la perspectiva del objeto que ha sido supeditado, ya que es éste el que debe acatar las condiciones de la otra parte, ceñirse, someterse o atenerse a ellas.

Dicho todo esto, debemos aclarar que el participio supeditado no siempre señala relaciones injustas o carentes de equilibrio, sino que también puede usarse para resaltar la importancia de observar antes de actuar. Por ejemplo, el arte a lo largo de la historia muestra en general que el color siempre ha estado supeditado a la forma, una afirmación que se puede entender como la búsqueda del equilibrio al agregar color a una forma ya definida, algo que se opone a lo que definimos en los párrafos anteriores.

Aquí no se habla de una importancia mayor, sino de un respeto por las características de la forma para aportarle el color que necesita. Si lo miramos de esta manera, notamos también que evitar una actividad al aire libre a causa de la lluvia no indica que el tiempo se más importante que el evento, sino que deseamos proteger a las personas que habrían participado y los objetos materiales que se habrían expuesto al agua, por ejemplo.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de supeditado (https://definicion.de/supeditado/)

Buscar otra definición