Definición de dependiente

La idea de dependiente procede del verbo depender: encontrarse condicionado por algo o alguien o estar atado, sujeto o subordinado a ello o a él. Como adjetivo, dependiente permite calificar al que depende.

Dependiente

Por ejemplo: “Tengo un hijo muy pequeño que es dependiente de mí”, “Tragedia en un asilo dependiente del gobierno municipal”, “La Secretaría de Producción, dependiente del Ministerio de Economía, anunció la contratación de treinta jóvenes profesionales para fomentar el desarrollo industrial en el norte del país”.

Un anciano postrado, que no puede desplazarse por sí mismo, es un hombre dependiente: necesita estar acompañado de otra persona que pueda asistirlo. Su subsistencia, por lo tanto, está directamente vinculada a la ayuda que recibe de terceros. Sin ese apoyo, no está en condiciones de seguir viviendo.

En una relación sentimental, las personas demasiado dependientes suelen sufrir mucho la distancia y los momentos en los cuales no están junto al otro. Es muy difícil definir el modo en el que deberíamos tratar a nuestros amigos o parejas, ya que cada uno tiene sus propias necesidades y expectativas, pero lo más importante es evitar que nuestros miedos se apoderen de la situación.

Claro que ser demasiado dependiente de otra persona no siempre parte de los miedos; en algunos casos, el problema se debe a que en la casa paterna el sujeto no aprendió a organizar su propia vida, y por eso cuando sale a buscar nuevas relaciones necesita que los demás hagan muchas cosas por él.

Se dice que una determinada estructura es dependiente de otra cuando debe rendir cuentas a ésta y obedecer sus instrucciones, o cuando su funcionamiento depende de los recursos que recibe. Un hospital es dependiente de un gobierno provincial si obtiene los fondos que necesita del presupuesto de una provincia, y no de un municipio o de la nación.

DependienteComo sustantivo, dependiente es el nombre que recibe el trabajador cuya función es atender a las personas que llegan a una tienda. Una verdulería, por citar un caso, puede tener varios dependientes que se dedican a entregar los productos a los clientes. En ciertos comercios, como los supermercados, los dependientes solo se encuentran en algunos sectores, ya que por lo general los clientes se sirven por ellos mismos.

El trabajo de dependiente puede ser uno de los más fáciles de conseguir, ya que por lo general no exige habilidades muy específicas, pero también es uno de los más desgatantes a causa de lo difícil que puede llegar a ser tratar con un gran número de clientes al día, siempre con una sonrisa, sin enfadarse ante las demandas excesivas o los insultos que suelen formar parte del día a día en una tienda comercial.

Una de las mayores dificultades que debe enfrentar el dependiente es el maltrato por parte de los clientes, quienes cuentan con un poder mayor que el suyo, más próximo al de sus supervisores y empleadores, por esa clásica frase que la sociedad imprime en nuestras mentes desde pequeños: “el cliente siempre tiene la razón”. Si bien es cierto que una buena atención debe basarse en el respeto, éste debe ser mutuo, una condición que cada vez se cumple menos.

Otra de las desventajas del trabajo de dependiente suele ser la exigencia horaria, especialmente en ciudades donde se acostumbra cerrar las tiendas a la hora de la siesta. Mientras que en una oficina el horario laboral puede comenzar a las ocho de la mañana y terminar a las cuatro o cinco de la tarde, el comercio necesita plazos de apertura más extensos para poder atender a la mayor cantidad de público posible, tanto a los que tienen las mañanas libres como a los que aprovechan la pausa del almuerzo para hacer sus compras o a aquéllos que visitan las tiendas cerca de la noche.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de dependiente (https://definicion.de/dependiente/)

Buscar otra definición