Definición de sustantivo abstracto

Escuchar el artículo

Las palabras que pueden funcionar como sujeto en las oraciones reciben el nombre de sustantivo. Se trata de los nombres que hacen alusión a seres u objetos. Abstracto, por su parte, es un adjetivo que refiere a la cualidad que existe más allá del sujeto o a aquello que es simbólico (en oposición a lo material o físico).

La idea de sustantivo abstracto, de este modo, se vincula a los términos que permiten nombrar objetos creados por el pensamiento o percibidos a través de la inteligencia. Es posible diferenciar, por lo tanto, entre los sustantivos abstractos y los sustantivos concretos (que se encargan de nombrar a los objetos que se perciben mediante los sentidos: vista, audición, olfato, tacto o gusto).

Maldad

Maldad es un sustantivo abstracto.

Ejemplo de sustantivo abstracto

Un ejemplo de sustantivo abstracto es “maldad”. La noción se asocia a la condición de aquel o aquello que es malo. Debido a que la “maldad” no es algo que pueda detectarse a través de los sentidos, sino que es una construcción mental, puede calificarse como sustantivo abstracto. Por ejemplo: “La maldad de este joven se hace evidente en cada uno de sus actos”, “Es un hombre que no tiene maldad”, “No creo que haya sido una broma: simplemente fue una maldad”.

Muchas veces los sustantivos abstractos se construyen a partir de la adición de sufijos a un verbo o a un adjetivo. Si centramos la atención en el ejemplo anterior, “maldad” deriva de “malo”.

Escultura

Entre los sustantivos abstractos más usados aparece la piedad.

Principales características

Para poder entender mejor lo que significa sustantivo abstracto, nada mejor que conocer otras especificaciones o características del mismo tales como estas:

-Hacen también referencia a sentimientos, a sensaciones y a elementos que tienen que ver con nuestra imaginación.
-En concreto, frente a los llamados sustantivos concretos, que son los que podemos establecer que cuentan con un carácter tangible, los abstractos no se pueden “tocar”. Es decir, a estos sólo se les da forma mediante el pensamiento, la emoción, la imaginación…
-Es habitual que, a la hora de formar los sustantivos que nos ocupan a partir de verbos, adjetivos u otros sustantivos, se haga utilización de sufijos tales como “-dad” o “-encia”. Ejemplos de ello son humildad, libertad, generosidad, maldad, decencia, inocencia…
-Este tipo de sustantivos se consideran que son uno de los cinco grandes grupos en los que se clasifican a los sustantivos. Así, además de ellos están los concretos, los comunes, los propios y los colectivos.

Otros de los muchos ejemplos de sustantivos abstractos son el ansia, la ambición, la banalidad, el deseo, la espiritualidad, la lujuria, la necedad, la obsesión o la piedad.

Oraciones con sustantivos abstractos

Oraciones que nos pueden servir para ahondar aún más en este tipo de sustantivos pueden ser las siguientes:

-“La generosidad del ser humano en ocasiones no tiene límites”.
-“Si hay algo que definía a Juan era su gran bondad”.
-“El amor que sentía Manuel hacia Carmen era realmente único”.
-“Isabel dio buenas muestras de su egoísmo cuando no quiso compartir la comida con sus amigos”.

La “alegría”, la “fe” y el “hambre” también son sustantivos abstractos: “Desde que Marita se fue perdí la alegría”, “Tengo fe que todo va a cambiar”, “El hambre no me deja pensar con claridad”.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2022.
Definicion.de: Definición de sustantivo abstracto (https://definicion.de/sustantivo-abstracto/)

Buscar otra definición