Definición de maldad

A la condición de malo se la denomina maldad. El término procede del vocablo latino malĭtas.

maldad

La noción también hace referencia al acto injusto o dañino. Por ejemplo: “¿No te cansas de hacer maldades? Deberías avergonzarte”, “Creo que el jugador no tuvo maldad, solamente fue a disputar el balón y terminó lesionando a su rival por accidente”, “Solo un hombre lleno de maldad puede maltratar a su hijo de ese modo”.

La maldad, por lo tanto, se asocia a aquello que constituye un mal. Una acción que se realiza con maldad busca generar un perjuicio o, al menos, a su ejecutor no le interesan sus consecuencias, por más negativas que sean.

Supongamos que dos jóvenes ingresan a una humilde capilla y destrozan el lugar, rompiendo las figuras religiosas y el altar. Estos muchachos no tenían ningún objetivo más que destruir el templo por diversión. Frente a este panorama, puede decirse que los vándalos actuaron con maldad, provocando dolor y angustia en todos los fieles que acudían a dicho lugar.

En ocasiones, la maldad está implícita en el accionar, aun cuando la conducta en cuestión tenga un objetivo. Si un ladrón intercepta a un anciano en la calle y lo golpea para robarle la billetera, en su acto hay una gran dosis de maldad: aprovechó la vulnerabilidad de un hombre de edad avanzada, lo lastimó físicamente y le sustrajo el dinero que seguramente la víctima necesitaba para subsistir. Por supuesto, más allá de la consideración que se haga respecto a la maldad y a la cuestión moral, el robo es un delito que está penado por la ley.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de maldad (https://definicion.de/maldad/)

Buscar otra definición