Definición de telofase

Para comprender el significado del concepto de telofase, es imprescindible saber a qué se refiere la noción de mitosis. Este término se vincula a la segmentación de una célula, que se lleva a cabo después de haberse duplicado su material genético. La mitosis, de este modo, posibilita que cada célula derivada de este proceso tenga la totalidad de los cromosomas.

Telofase

La meiosis es otro de los conceptos centrales al hablar de telofase, y se trata de otro modo de reproducción celular. En este caso, el proceso tiene lugar en las glándulas sexuales, donde se producen gametos. En pocas palabras, acarrea dos divisiones sucesivas de una célula diploide (tiene dos series de cromosomas), para producir cuatro células haploides (posee solamente un juego de cromosomas).

Es importante recordar que el cromosoma es una estructura con una organización muy compleja, que consiste de proteínas y ADN, cuya función principal es el almacenamiento de la mayoría de los datos genéticos de un ser vivo. A lo largo de los procesos de división celular, la mitosis y la meiosis, adquiere su forma más característica: cuerpos con aspecto de “X”, cuyo delineado tan particular se debe al nivel de duplicación y compactación.

Gracias a la mitosis, por lo tanto, se multiplican las células del organismo y se logra que la información hereditaria que se encuentra presente en el ADN se reparta de forma equitativa, ya que las células generadas por mitosis son idénticas en cuanto a la genética.

La mitosis se lleva a cabo en cuatro fases. La primera se denomina profase, la segunda recibe el nombre de metafase, la tercera se llama anafase y finalmente, la cuarta fase de la mitosis es la telofase.

Suele decirse que la telofase es la etapa que implica la reversión de los procesos desarrollados en las instancias previas. La consecuencia de esta última parte del proceso es que se obtienen dos células hijas, caracterizadas por contar con la misma dotación de cromosomas y de citoplasma.

TelofasePor citoplasma entendemos la porción del protoplasma (el material celular viviente; en otras palabras, la parte interna de una célula) que se halla entre la membrana plasmática y el núcleo, siempre que hablemos de una célula eucariota (también denominada eucarionte, son todas aquéllas que poseen un núcleo delimitado por una capa porosa llamada envoltura nuclear, en donde se almacena principalmente su información genética).

En la telofase, los cromosomas ya se hallan divididos en dos conjuntos de cromátidas, ubicados en los extremos de la célula. Al desenrollarse, el ADN adquiere nuevamente la apariencia de hilos de cromatina. Otros cambios que se producen durante la telofase son que desaparece el huso mitótico y que se forma una membrana nuclear en torno a cada uno de los grupos.

El huso mitótico también se conoce como meiótico o acromático, y es el grupo de microtúbulos que surgen de los centriolos (orgánulos con forma de cilindro que constituyen el citoesqueleto, un entramado de proteínas que tiene varias funciones, como organizar las estructuras internas de la célula) a lo largo de los procesos en los que se divide la célula (durante la mitosis se denomina mitótico, mientras que en la meiosis se llama meiótico o acromático).

El concepto de cromátida hace referencia al par de unidades longitudinales del cromosoma que ha atravesado el proceso de duplicación. Cada una de ellas se une a la otra a través del centrómero, una constricción primaria que sirve para las interacciones que el cromosoma lleva a cabo desde la profase hasta la anafase con el huso mitótico, durante la meiosis y la mitosis, y para la regulación de los movimientos que ocurren en dichas fases. Otro nombre que reciben las cromátidas, que se encuentran a cada lado del centrómero, es el de “brazos”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de telofase (https://definicion.de/telofase/)