Definición de tez

La etimología de la palabra tez no está del todo clara. Se presume que el término procede del latín aptez, que a su vez deriva de aptus: saludable o sano. El concepto se emplea para nombrar a la superficie de algo.

Tez

El uso más habitual de tez, de todos modos, se asocia a la superficie del rostro de las personas. De esta manera, tez puede considerarse, en este contexto, como sinónimo de piel o de cutis.

Por ejemplo: “El principal sospechoso es un hombre de aproximadamente 1,85 metros de estatura, contextura robusta, tez blanca y cabello castaño”, “La experimentada actriz provocó admiración en el estreno de su película al lucir un vestido escotado y una tez reluciente, sin marcas del paso del tiempo”, “Esta crema te dejará la tez radiante”.

El cuidado de la tez suele ser una de las principales inquietudes estéticas de las personas. El rostro siempre está al descubierto y se exhibe de manera permanente, en todos los contextos. Por eso muchos hombres y mujeres intentan cuidarse la tez para no exhibir arrugas, pliegues o manchas. Muchos de los problemas de la tez pueden minimizarse poniéndose a resguardo de los rayos del sol, utilizando ciertas cremas o lociones cosméticas e incluyendo determinados alimentos en la dieta.

No obstante, además de los ya mencionados, es habitual que los expertos en estética y belleza aconsejen otras recomendaciones para poder presumir de una piel perfecta. Nos estamos refiriendo a las siguientes:
-Desmaquillarse siempre antes de irse a dormir, para que la citada piel pueda “oxigenarse”.
-Hidratarse a diario correctamente, lo que pasa tanto por aplicarse la correspondiente crema como por beber cada jornada entre 1,5 y 2 litros de agua.
-Lavarse la cara con agua y jabón todos los días.
-De manera frecuente someter a la tez a una correspondiente exfoliación para conseguir eliminar todas las impurezas y demás aspectos que la estén dañando y haciendo que presente un aspecto nada favorable.
-En lo que respecta a la alimentación, esta debe ser sana, completa y equilibrada para lograr el aspecto deseado. Por eso, se recomienda que la misma se sustente, sobre todo, en lo que son frutas, verduras y productos que aporten proteínas.

Aunque estos son los consejos más útiles para conseguir tener una tez envidiable, no hay que pasar por alto el hecho de que, de manera frecuente, aparecen en el mercado nuevos tratamientos o productos específicamente creados para ello. Las celebrities suelen “promocionar” algunos que son realmente excéntricos como estos:
-Sacarse sangre para tratarla en laboratorio y luego proceder a volver a inyectársela en el rostro ya “enriquecida”.
-Aplicarse crema realizada con veneno de serpiente.
-Usar sanguijuelas para conseguir que la sangre esté más “sana” y así lograr lucir una tez radiante.

La idea de tez también se utiliza para describir a las personas de acuerdo al color de su piel. Por eso es habitual que, cuando se busca a un individuo, se utilicen expresiones como “tez morena”, “tez trigueña”, “tez caucásica” y otras. Así se revela cómo luce el rostro del sujeto buscado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tez (https://definicion.de/tez/)