Definición de tintura

Tintura es un concepto procedente de tinctūra, un término latino. La noción hace referencia al proceso y el resultado de teñir. Esta acción, por su parte, alude a otorgar un determinado color a algo.

Tintura

Por ejemplo: “Mañana voy a ir a hacerme la tintura a la peluquería”, “Creo que, esta vez, la tintura no me quedó bien”, “¿Falta mucho para que termines con la tintura?”.

La idea de tintura –que, de acuerdo al contexto, se usa como sinónimo de tinte o tinción– también puede referirse a la sustancia que se emplea para teñir: “Ayer compré una tintura violeta para colorear mi cabello”, “Por favor, llama al proveedor que ya nos quedan pocas tinturas”, “Mi mamá me retó porque se me cayó la tintura sobre el acolchado”.

Las tinturas pueden presentar diferentes características. En la antigüedad se utilizaban extractos de plantas para aportar color. Eran, por lo tanto, tinturas naturales. Con los años, las tinturas empezaron a incluir sustancias químicas para potenciar sus características y mejorar su durabilidad.

También hay que destacar que las tinturas que se usan para colorear el cabello, por citar un caso, son muy distintas de aquellas que se emplean para teñir una prenda de vestir. La composición de ambos productos suele contar con particularidades distintas de acuerdo a las necesidades que deben cubrir.

En las culturas occidentales, es común asociar la tintura del cabello como una actividad propia de las mujeres, aunque las últimas décadas han acarreado un cierto grado de apertura con respecto a este y otros mitos machistas, de manera que en la actualidad no llama tanto la atención ver a un hombre con el pelo teñido ni tampoco se toma como un signo de feminidad. El rechazo a la vejez nos lleva a ocultar las canas, y esta negación a aceptar el paso del tiempo no es privativa de un sexo, sino que puede afectarnos a todos.

PlantaPor otro lado, la tintura de cabello no siempre tiene el objetivo de hacernos ver más jóvenes: hay muchas personas que comienzan a utilizar este recurso simplemente para cambiar su aspecto o para disfrazarse de sus personajes favoritos, entre otras posibilidades. Fuera de los colores considerados “naturales“, como ser el castaño y el rubio, el tinte puede ofrecerse en tantas tonalidades como deseen los consumidores, por lo cual si lo que buscamos no es quitarnos unos años de encima podemos optar por el violeta, el azul, el verde o el naranja, pasando por todos los que podamos imaginar.

En el ámbito de la medicina, se denomina tintura a una solución de sustancias medicinales disueltas en un líquido. Un ejemplo de estas tinturas es la tintura de yodo, una solución de diyodo en alcohol etílico que sirve como antiséptico.

Para elaborar una tintura a partir de una planta, es necesario tomar su parte más rica y dejarla macerar por unos días en agua y alcohol. Esto se denomina tintura madre y las marcas más importantes del mercado siguen estos pasos, usando la planta fresca, sin desecar, y aprovechando la parte en la cual se encuentra el mayor porcentaje de principio activo, la cual varía en cada planta (pueden ser sus hojas, su raíz, su tallo o sus semillas, por ejemplo).

Luego de haber macerado la planta durante varios días, la mezcla debe colarse. De este modo, se obtiene una tintura con un alto grado de propiedades medicinales, por lo cual nos brinda una serie de beneficios que no se obtienen con procesos menos naturales. Para ingerir la tintura, es necesario administrarla en gotas; entre las más conocidas se encuentran la de cardo mariano, la de hinojo, la de alcachofa y la de pasiflora, cada una con efectos curativos diferentes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tintura (https://definicion.de/tintura/)