Definición de toro

Toro es un término que procede del vocablo latino taurus. Se trata de un ejemplar adulto y macho que pertenece al grupo de los bóvidos. Se caracteriza por su cuerpo robusto, cubierto de pelo corto, y por sus cuernos.

Toro

Los toros (machos) y las vacas (hembras) componen el ganado vacuno. En el caso de los toros, pueden pesar más de 1.000 kilogramos y medir hasta un metro y medio. En la cabeza, dispone de dos cuernos que pueden orientarse en sentido lateral o hacia arriba.

Estos animales son herbívoros y pueden estar unas ocho horas diarias digiriendo su comida. Los toros son rumiantes: regurgitan el alimento semi-digerido para volverlo a masticar y finalmente desmenuzarlo por completo.

Una de sus características menos conocidas por las personas que no se han acercado jamás a un toro es la agudeza que puede alcanzar su voz: cuando un toro está buscando pelea con otro, comienza a escarbar la tierra con fuerza mientras muge repetidas veces, al principio con notas graves, pero, aunque parezca mentira, luego de un rato alcanza una altura que poco tiene en común con su imagen.

El ser humano y el toro siempre han mantenido una relación estrecha, para desgracia de este último. Domesticado desde hace cerca de 10.000 años, se crían para la obtención de carne y cuero y como animales de tiro (es decir, para tirar carruajes y máquinas). En algunos países, los toros se utilizan en la tauromaquia, un evento que enfrenta a un hombre con un animal y que termina, por lo general, con el toro asesinado. La actividad se conoce como corrida de toros.

ToroLa tauromaquia es un espectáculo de suma violencia, que explota al toro con fines económicos (tanto como cuando se lo usa para comer su carne) pero supuestamente los combina con el entretenimiento y, para algunos, el arte o el misticismo. Aunque en ningún diccionario o enciclopedia podremos encontrar una definición de diversión que incluya la tortura de un ser vivo, los amantes de esta lamentable tradición la defienden con cuanto argumento deban inventar, sin importar la falta de fundamento de los mismos.

El toro sufre mucho más que el daño físico cuando sale a la plaza para ser humillado, herido y asesinado: debe enfrentar un profundo desengaño, al ver que quien hasta ese momento se había mostrado como su amigo humano se vuelve repentinamente en su contra e intenta aniquilarlo. De hecho, toda la crianza de estos animales responde a una estructura bien definida y retorcida; por ejemplo, es común que los seden antes de soltarlos, para que comiencen su “actuación” confundidos y desorientados.

Aunque millones de españoles están en contra de las corridas de toros, y no se sienten precisamente orgullosos de que los extranjeros asocien esta práctica con su país, la imagen de España en el exterior lleva la tauromaquia impresa en la propia bandera. Si sumamos esto al hecho de que muchos turistas se muestran contentos luego de haber presenciado por primera vez una corrida, la situación de estos pobres animales no parece muy prometedora. Todo esto sin dejar de lado las presiones que ejercen ciertas figuras del poder, tanto desde el gobierno como desde el mundo del espectáculo: decenas de actores, escritores, cantantes y periodistas, además de políticos, han llegado a decir que la tauromaquia es poesía.

En el lenguaje coloquial, a los sujetos que tienen mucha fuerza se los suele nombrar como toros: “No te preocupes, el abuelo superará esta enfermedad y saldrá adelante: es un toro”, “Desde que empecé a comer alimentos saludables y hago más actividad física, estoy hecho un toro”, “El nuevo delantero del equipo es un toro que ningún defensor puede detener”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de toro (https://definicion.de/toro/)

Definiciones Relacionadas

Top