Definición de totalitarismo

Se denomina totalitarismo al régimen que se caracteriza por la concentración de la totalidad de los poderes estatales en el partido gobernante. Con el totalitarismo, el Estado ejerce el control de los vínculos y las actividades sociales e impone la ideología oficial de manera coactiva.

Este poder hegemónico suele ser dirigido por un líder carismático, que está a la cabeza del partido único. Aquellos que no acatan los mandatos del gobierno totalitario son censurados y reprimidos.

Benito Mussolini

La idea de totalitarismo surgió asociada al fascismo.

Origen del totalitarismo

La noción de totalitarismo surgió vinculada al fascismo. Este movimiento social y político nació en el territorio italiano durante las primeras décadas del siglo XX.

Nacionalista, antidemocrático y corporativista, el fascismo fue definido como totalitario por quienes se oponían a su doctrina. Sin embargo, el propio Benito Mussolini (máximo dirigente del Partido Nacional Fascista) se apropió del concepto y le otorgó una connotación positiva que no trascendió en el tiempo.

La idea de totalitarismo, con el paso de los años, comenzó a usarse para aludir a otros regímenes y sistemas de gobierno que compartían determinados rasgos con el fascismo, como en el caso del nazismo en Alemania y del comunismo en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.).

Stalinismo

El stalinismo fue un régimen totalitario.

Características principales

Como ya indicamos, el totalitarismo como doctrina, filosofía o forma de gobierno está presente en el fascismo, el nazismo, el comunismo y otros regímenes autoritarios. Se pueden reconocer varias particularidades del totalitarismo que aparecen en diversos modelos y estructuras de gestión del Estado.

El poder concentrado en un partido o incluso en una persona es una cualidad primordial del totalitarismo. Al líder se le rinde permanentemente culto y se lo considera como un guía o “padre” del pueblo.

El totalitarismo, por otra parte, apunta a propiciar un cambio cultural. Mientras aplica la violencia contra los disidentes, fomenta el adoctrinamiento para lograr el acompañamiento de las masas.

Otra propiedad del totalitarismo es que pretende introducir la política en todas las dimensiones de la sociedad. De este modo, la cultura, la educación, la economía y el resto de las áreas se vuelven coincidentes con la visión oficial o se posicionan como complementarias.

Distintas miradas sobre el totalitarismo

Así como muchos historiadores y sociólogos consideran válido el concepto de totalitarismo, otros pensadores sostienen que carece de utilidad. Esto se debe, sobre todo, al hecho de que engloba regímenes y movimientos disímiles.

El comunismo y el nazismo, por ejemplo, son antagónicos en muchas cuestiones. Sin embargo, ambos son calificados como totalitarios. De acuerdo a algunos analistas, la idea de totalitarismo fue impulsada luego de la Segunda Guerra Mundial para promover la criminalización del comunismo al ubicarlo como análogo del nazismo.

En la actualidad, por otro lado, se suele acusar de totalitarismo a gobiernos constitucionales y democráticos. En estos casos, los opositores hacen uso de la noción como un mecanismo de acción política, intentando socavar la legitimidad de las autoridades.

Supongamos que un gobierno impulsa un proyecto para impedir la existencia de multimedios, afirmando que si un grupo empresario administra muchos medios de comunicación, se atenta contra la pluralidad de opiniones y contenidos. Esta medida, que puede ser considerada como un recurso para garantizar la difusión de diferentes voces, también puede ser señalada como una muestra de totalitarismo por pretender regular o cercenar a los medios.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de totalitarismo (https://definicion.de/totalitarismo/)

Buscar otra definición