Definición de ventaja

A la hora de poder determinar el origen etimológico del término ventaja tenemos que dejar patente que este se encuentra en un vocablo francés: avantage, que, a su vez, emana del adverbio avant, que puede traducirse como “antes” y que deriva del vocablo latino abante.

Ventaja

Una ventaja es una superioridad o una mejoría de algo o alguien respecto de otra cosa o persona. Puede definirse como una condición favorable que algo o alguien tiene. Por ejemplo: “El equipo local tiene ventaja ya que su rival cuenta con cuatro jugadores lesionados”, “La ventaja de esta heladera es que consume un 15% menos de energía en comparación a los modelos similares de otras marcas”, “Me molesta que hayas querido sacar ventaja de la situación”.

El concepto de ventaja es habitual en el deporte o en los juegos con tanteador. La ventaja es una situación de supremacía que tiene un jugador o un equipo hasta que puede concretar el triunfo. Si un equipo de fútbol gana 3 a 2 a su rival, puede decirse que tiene una ventaja de un gol.

De igual modo, dentro del ámbito deportivo, suele emplearse el concepto de ventaja para referirse a los puntos que un equipo saca a otro en la tabla de clasificación de una competición determinada. Así, por ejemplo, podríamos expresar la siguiente frase: “El F.C. Barcelona lleva ocho puntos de ventaja sobre el Real Madrid”.

Todo ello sin olvidar que existe el término jugador de ventaja. Este se utiliza para referirse a aquella persona que participa en la partida de un juego concreto o en una competición y que realiza todo tipo de trampas para poder proclamarse ganador. En concreto, se considera que aquel no sólo utiliza la cautela y la astucia sino también diversos engaños para conseguir su propósito.

La noción también se utiliza en la economía y las finanzas. La ventaja comparativa es aquella que disfruta un país sobre otro para la elaboración de un producto, ya que está en condiciones de producir a menor costo. Un país como Argentina tiene ventajas comparativas para la producción agropecuaria ya que el entorno natural facilita dichas labores.

La ventaja competitiva, por otra parte, es una ventaja que tiene una empresa frente a su competencia. Dicha ventaja puede ser el valor de marca, una patente tecnológica, la capacidad de sus recursos humanos o una protección estatal, por ejemplo.

Es vital tener claro que para que cualquier ventaja sea considerada como competitiva y pueda ser eficaz a la par que eficiente debe calificarse o identificarse por las siguientes señas de identidad: se puede aplicar a varias situaciones diferentes que tengan lugar en el seno del mercado, debe estar totalmente ajustada a las normativas legales existentes, tiene que ser posible mantenerla y además debe marcar una considerable diferencia con respecto a la que ofrezca la competencia.

Concretamente entre los tipos de ventajas competitivas que puede tener una empresa determinada sobre otra están las cualidades superiores de sus productos o la buena reputación que aquella tenga.

Cabe destacar que la idea de aprovechar o utilizar las ventajas es aceptada en el marco de una competencia sana. En cambio, si alguien intenta sacar ventaja de una confusión o un momento complejo, la actitud será condenada a nivel social.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de ventaja (https://definicion.de/ventaja/)
Top