Definición de vorágine

Para poder entender el significado del término vorágine, lo primero que vamos a hacer es determinar el origen etimológico del mismo. En este sentido, cabe destacar que deriva del latín, en concreto de “vorago”, que puede traducirse como “remolino” o “abismo”.

Vorágine

La primera acepción que menciona el diccionario elaborado por la Real Academia Española (RAE) del término vorágine alude al torbellino que se forma en ciertos cursos de agua. Este concepto, sin embargo, suele usarse de modo simbólico.

La vorágine, en este sentido, puede ser la sucesión o al amontonamiento de elementos o situaciones que, por su velocidad, genera confusión y desconcierto. Por ejemplo: “Mañana concluyen mis vacaciones y vuelvo a la vorágine de la oficina”, “¡No lo puedo creer! En el medio de la vorágine, me olvidé del cumpleaños de Paula”, “Siempre es bueno salir de la vorágine y detenerse a reflexionar”.

Por lo general, la idea de vorágine alude al ritmo acelerado de la vida cotidiana en las grandes ciudades. Una mujer que se levanta todos los días a las 7 de la mañana, pasa nueve horas en una oficina, luego asiste a la universidad y al regresar a su casa debe preparar la cena para su familia, vive inmersa en la vorágine. Esta multiplicidad de obligaciones y de responsabilidades no le deja tiempo libre.

En ocasiones, la vorágine aparece solo en momentos especiales o extraordinarios. Un periodista puede llevar una existencia más o menos tranquila pero, cuando lo envían a cubrir una cumbre internacional de presidentes, debe pasar una semana entera trabajando doce horas por día, realizando entrevistas y elaborando informes. Al menos en dicha semana, su trabajo queda envuelto en la vorágine.

El concepto de vorágine, por último, aparece en el título de diferentes obras artísticas, como el álbum “Vorágine” de la banda de rock Airbag.

Dentro del ámbito cultural tenemos que destacar también la existencia de la obra “La vorágine”. Se trata de un libro realizado por el escritor colombiano José Eustasio Rivera, que fue el que le dio el mayor éxito de toda su carrera.

Se publicó en el año 1924 y se considera que es uno de los clásicos más relevantes de la literatura del país del citado autor. Nos acerca a la vida de Arturo Cova, un poeta, que vive una historia de amor y pasión con una mujer llamada Alicia. Juntos deciden alejarse de la sociedad en la que viven y se marchan a la selva amazónica, lo que les permitirá abrir los ojos respecto al mundo en el que viven.

Allí serán testigos de cómo los indígenas son tratados como esclavos y como los colonos mantienen una actitud despótica.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la figura de Santiago de la Vorágine, que es el nombre castellanizado del beato Jacopo della Voragine (1230 – 1298). Además de obispo de Génova ha pasado a la historia por una obra literaria titulada “La leyenda dorada”. Esta es un compendio de las leyendas existentes en torno a un amplio número de santos, concretamente más de 170 diferentes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de vorágine (https://definicion.de/voragine/)
Top