Definición de abjurar

El vocablo latino abiurāre llegó al castellano como abjurar. Este verbo se refiere a renegar, revocar, anular o desdecirse de un pensamiento, un credo o una fe que antes se defendía o profesaba.

Abjurar

El sujeto que abjura o reniega de su religión es calificado como renegado por los fieles de la creencia que haya abandonado. En cambio, los adeptos de una religión llaman converso a aquel que haya asumido su dogma. De este modo, un mismo individuo puede ser, de manera simultánea, renegado para un grupo y converso para otro.

El acto de abjurar de una religión era muy frecuente en la Edad Media, cuando musulmanes y cristianos luchaban para tratar de imponer sus creencias en distintos territorios. En la actualidad, solo algunos grupos menores intentan forzar a la gente a abjurar de su fe.

Un ejemplo de abjuración fue lo hecho por Galileo Galilei en 1633, cuando la Iglesia católica lo obligó a sostener que el planeta Tierra no giraba alrededor del sol, hecho que el físico, astrónomo y matemático italiano sostenía en base a sus estudios.

Es importante resaltar que la acción de abjurar puede ir más allá de la religión. En 1581, varias provincias de los Países Bajos firmaron un Acta de Abjuración donde declaraban que ya no iban a obedecer al rey Felipe II.

Una persona, por otra parte, puede abjurar de su nacionalidad, de sus ideas políticas o de su afiliación a cualquier institución o grupo: “Tras abjurar del grupo terrorista, el joven se convirtió en un importante colaborador del gobierno local”, “No voy a abjurar de mi ideología por más que me presionen o me amenacen”, “El dirigente, decepcionado por los hechos de corrupción, podría abjurar de su partido político”.

La Inquisición española y la abjuración

AbjurarDurante la época de la Inquisición española, una institución que los Reyes Católicos fundaron en 1478 con el propósito de proteger la ortodoxia del catolicismo en los territorios que se encontraban bajo su dominio, los individuos acusados en los juicios debían reconocer los actos de herejía que habían cometido y mostrarse adecuadamente arrepentidos por ello, y esto se denominaba abjuración.

Este acto en el cual una persona perseguida por la Inquisición abjuraba de sus creencias era un paso indispensable para que las autoridades le dieran la oportunidad de reconciliarse con la Iglesia católica. En este contexto, se reconocían las siguientes tres clases de abjuración: de levi, de vehementi y en forma. Veamos a continuación una breve explicación de cada una:

* de levi: se trataba de la clase en la que se incluían aquellos individuos que no habían cometido actos considerados muy graves, tales como la bigamia, la blasfemia y el engaño. En casos como estos, la Iglesia no sospechaba de un nivel de herejía importante;

* de vehementi: a diferencia del tipo de abjuración anterior, éste incluye a las personas de las cuales se sospechaba muy seriamente, o bien a aquéllas que se negaban a ofrecer una confesión, incluso cuando existieran pruebas claras en su contra. Por otro lado, también se adoptaba la abjuración de vehementi si los acusados tenían tan sólo dos testigos de cargo, es decir, dos personas naturales que emitiesen un testimonio en su contra;

* de forma: este tipo de abjuración no es necesariamente opuesta a las anteriores, sino complementaria, ya que se aplicaba una vez que los acusados confesaban, tal como ocurría con los judaizantes (término que incluye a quienes practicaban ceremonias y ritos del judaísmo a pesar de ser cristianos, ya sea de forma pública o privada, o bien a quienes aparentaban pertenecer a dicha religión por sus rasgos físicos, razón por la cual debían enfrentar muchos episodios de discriminación).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de abjurar (http://definicion.de/abjurar/)