Definición de actividad económica

Las actividades son aquellas acciones o procesos que llevan a cabo los individuos o las organizaciones. El adjetivo económico, por su parte, alude a lo vinculado a la economía (la ciencia dedicada al análisis de la satisfacción de las necesidades materiales de las personas a partir de recursos que son escasos).

Actividad económica

La actividad económica, por lo tanto, es el procedimiento que implica la producción y el intercambio de servicios y productos para satisfacer las necesidades de los individuos. Cada actividad económica se desarrolla en tres fases: la generación del servicio o del producto, la distribución del mismo y finalmente el consumo. Todo el proceso produce riqueza.

Es posible dividir las actividades económicas en tres grandes grupos: las actividades económicas primarias, las actividades económicas secundarias y las actividades económicas terciarias. Las actividades primarias consisten en la obtención de las materias primas de la naturaleza: por ejemplo, la siembra y la cosecha de patatas o papas.

Entre las principales actividades que se incluyen dentro de este sector primario podemos destacar, por tanto, la agricultura, la minería, la caza, la pesca, la ganadería o la silvicultura, entre otras.

Las actividades económicas secundarias, por otra parte, suponen la transformación de las materias primas (congelando y envasando al vacío las papas para su comercialización en supermercados, por citar una posibilidad).

En este segundo grupo de actividades económicas es donde se encuentran la construcción, la siderurgia, las manufacturas, la generación de energía, la producción de alimentos, la industria farmacéutica, la industria química…

Las actividades económicas terciarias, por último, son los servicios: aquellos procesos que no incluyen la producción de un bien físico. El transporte de las papas envasadas hacia el supermercado es un ejemplo de actividad económica terciaria.

En este tercer grupo de actividades económicas, por su parte, es donde nos topamos con el turismo, el transporte, la educación, las comunicaciones, el comercio…

Cabe destacar que la actividad económica puede ser desarrollada por una persona (un trabajador independiente), una organización (ya sea una empresa, una cooperativa, etc.) o el Estado (una empresa pública).

También es importante subrayar el peso tan fundamental que la actividad económica ejerce en cualquier país o región, de la misma dependerá su riqueza. No obstante, cada lugar destaca por darle prioridad a una actividad u otra, en base a sus materias primas o potencialidades. Así, por ejemplo, en España existen comunidades autónomas que se desarrollan fundamentalmente en lo que es la aceituna o las viñas, mientras que otras se sustentan en la minería o directamente en la industria.

Además de todo lo expuesto, cuando se hace referencia a lo que es actividad económica se hace esencial que se tengan en cuenta una serie de conceptos que son claves para entenderla y desarrollarla. Nos estamos refiriendo a cuestiones tales como la inflación o coste de la vida, el beneficio, el servicio o el bien, entre otros muchos.

Eso sin olvidar tampoco otros como sería el caso, por ejemplo, de producción, inversión, Producto Interior Bruto (PIB), especulación, productividad o incluso mercado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de actividad económica (http://definicion.de/actividad-economica/)