Definición de albúmina

Lo primero que vamos a hacer en pro de conseguir descubrir el significado del término albúmina es conocer cuál es su origen etimológico. En este caso, podemos determinar que se trata de una palabra que procede del latín, más exactamente de “albumen, albuminis”, que puede traducirse como “clara de huevo”.

Albúmina

Se denomina albúmina a una proteína: es decir, a una molécula que se compone de aminoácidos que forman distintas cadenas lineales. Albúmina alude a una clase de proteína que se encuentra en el plasma de la sangre, la leche, la clara de huevo y las semillas de ciertas plantas, entre otros sitios.

El plasma sanguíneo, en el ser humano, se compone de albúmina y globulinas. La albúmina es necesaria para mantener la presión oncótica, una forma particular de presión osmótica. La presión oncótica posibilita que los líquidos del cuerpo se distribuyan de manera adecuada. Por lo tanto, la albúmina es necesaria para el buen funcionamiento orgánico.

La distribución de ciertas hormonas, ácidos grasos y fármacos, el control del pH y la regulación de fluidos extracelulares son otras de las funciones que desarrolla la albúmina en el organismo. Cabe destacar que existen diversos trastornos que pueden afectar la presencia de la albúmina en el plasma sanguíneo (en este caso, puede hablarse específicamente de albúmina sérica o seroalbúmina): la desnutrición, la cirrosis, el síndrome nefrótico y otros.

De la misma manera, no podemos olvidarnos de la existencia de lo que se conoce como albúmina baja, también llamada hipoalbuminemia. Es un déficit de esta proteína en la sangre y suele producirse, sobre todo, en personas mayores.

Fallos en el riñón, una anemia, enfermedades hepáticas de distinta tipología, un cáncer o problemas con el estómago son algunas de las situaciones que pueden llevar a sufrir esa situación que se puede hacer presente a través de síntomas como debilidad y fatiga.

No menos importante es saber que también se puede hablar de lo que se conoce como albúmina en la orina. Esa proteína puede pasar a la orina, sí, y cuando lo hace es porque la persona en cuestión está enferma. En concreto, cuando tiene lugar ese hecho es porque los riñones no funcionan correctamente.

Para poder detectar si alguien tiene albúmina en la orina se puede optar por tomarle la pertinente muestra de esa sustancia de desecho. Los resultados del análisis que le hagan a esta dictaminará que la cantidad de albúmina es normal si la concentración es menor al 30 y que es anormal cuando supera la cifra de 30.

No obstante, también se puede conocer ese dato a través de la pertinente prueba de sangre.

La albúmina que se encuentra en la leche se denomina lactoalbúmina. Presenta un elevado nivel de aminoácidos azufrados y se halla en estado coloidal cuando está en fase dispersa.

La albúmina que está en la clara de los huevos, por último, recibe el nombre de ovoalbúmina. Esta albúmina representa entre el 60% y el 65% del total de las proteínas del huevo. Se estima que la albúmina es utilizada como un reservorio de proteínas en la crianza de las aves.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de albúmina (http://definicion.de/albumina/)