Definición de aldea

El concepto de aldea procede del idioma árabe y alude un pueblo con pocos habitantes que incluso puede carecer de jurisdicción propia. Se trata de un asentamiento que se desarrolla en un sector rural, por lo general alejado de otras poblaciones.

Aldea

Por ejemplo: “Hace doscientos años, esta ciudad era apenas una aldea”, “Los soldados llegaron a la aldea para pedir ayuda, pero se encontraron con el rechazo de los pobladores”, “A veces sueño con dejar la ciudad e instalarme en una aldea rural”.

En la Edad Media, las aldeas eran caseríos que existían en los alrededores de una iglesia o de un castillo. Junto a las viviendas, había campos que los aldeanos se encargaban de cultivar.

Hoy se asocia la idea de aldea a un poblado de dimensiones muy reducidas. Un crecimiento poblacional o de infraestructura convertiría a la aldea en un pueblo u otra entidad similar. Si un pueblo crece, se transforma en ciudad.

La noción de aldea global, por otra parte, fue propuesta por Marshall McLuhan. Este sociólogo lo emplea para nombrar a la revolución que generaron los medios de comunicación masiva capaces de transmitir sonidos e imágenes desde cualquier espacio y en todo momento. Los seres humanos, a partir de estos cambios, comenzaron a tener la posibilidad de estar en contacto permanente y cercano con los acontecimientos que suceden, algo similar a lo que ocurre en una aldea.

La aldea global, de este modo, se vincula a la eliminación de las distancias físicas gracias al desarrollo de medios tecnológicos que comunican a las personas más allá de su lugar de residencia.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de aldea (http://definicion.de/aldea/)