Definición de apócope

El término apócope procede del vocablo latino apocŏpe, aunque sus raíces etimológicas más lejanas se hallan en la lengua griega. El concepto se emplea en la fonética con referencia a la eliminación de ciertos sonidos en el final de una palabra.

Apócope

Es importante tener en cuenta que, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), apócope es un sustantivo femenino: por lo tanto debe decirse “la apócope” o “una apócope”. La apócope, por otra parte, forma parte de la figura conocida como metaplasmo, que implica una alteración de la pronunciación o de la escritura de los términos sin que cambie su significado.

En el caso específico de este metaplasmo, se produce un corte en la finalización de la palabra. Si el cambio tiene lugar al principio, se trata de una aféresis, mientras que si la modificación aparece en el medio, el metaplasmo recibe el nombre de síncopa.

Podemos encontrar apócopes en diferentes tipos de palabras. La palabra “auto”, por ejemplo, es una apócope de “automóvil”. Los dos términos se refieren a lo mismo: un vehículo a motor destinado al transporte de pasajeros que puede desplazarse sin el uso de carriles o vías.

Las apócopes también aparecen entre los adjetivos (“primer” en lugar de “primero”), los adverbios (“tan” por “tanto”) e incluso los nombres propios (“Juli” como reemplazo de “Julián”). La elección de la apócope o de la palabra completa puede ser una cuestión de estilo o de contexto. En algunos casos, el fenómeno deriva en el uso de vocablos que no forman parte del diccionario de la RAE.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de apócope (http://definicion.de/apocope/)