Definición de arraigo

Arraigo es el acto y la consecuencia de arraigar: afincarse de modo permanente, afianzarse, ganar firmeza o echar raíces. La idea de arraigo puede emplearse en distintos contextos.

Arraigo

En el lenguaje coloquial, el arraigo se suele asociar a consolidarse o a establecer una base en algún lugar. Por ejemplo: “Me instalé hace quince años en esta ciudad: tengo un arraigo muy fuerte y no quiero marcharme”, “El vudú tiene mucho arraigo en este pueblo”, “El sociólogo ha analizado el mecanismo de arraigo desarrollado por los inmigrantes que llegaron a estas tierras hace un siglo”.

El concepto de arraigo aparece de diferentes maneras en el plano judicial. En algunos países, se llama arraigo a la notificación que, en el marco de un proceso legal, se realiza a un individuo advirtiéndole que no puede salir de su población. De lo contrario, será castigado.

El arraigo o arraigo domiciliario, en este sentido, es una medida cautelar que pide la Fiscalía o la Procuraduría General y que otorga un juez para que un sospechoso quede a su disposición mientras se reúnen las pruebas suficientes para certificar su probable responsabilidad en un delito. El arraigo se pide cuando existe el riesgo de fuga del posible delincuente.

En España, se denomina notorio arraigo a un estatus que puede reclamar una comunidad religiosa a las autoridades nacionales. Este estatus jurídico acredita que una cierta confesión se encuentra instalada en el territorio nacional y que tiene una presencia destacada.

“Arraigo”, por último, es el título de un ballet compuesto por Jerónimo Maesso y dirigido por Víctor Ullate que se estrenó en 1988.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de arraigo (http://definicion.de/arraigo/)