Definición de bioacumulación

La Real Academia Española (RAE) no incluye el término bioacumulación en su diccionario. El concepto, de todos modos, suele emplearse en el terreno de la toxicología para nombrar a un proceso que se desarrolla en los seres vivos y que implica que estos organismos acumulan sustancias químicas hasta alcanzar una concentración más alta que las concentraciones existentes en el medio ambiente.

Bioacumulación

La bioacumulación puede generarse a través de recursos bióticos (organismos vivientes) o abióticos (como el agua o el aire). La digestión y la respiración son dos vías de bioacumulación.

Los compuestos de mercurio, el dicloro difenil tricloroetano (DDT) y el heptacloro son algunas de las sustancias que pueden protagonizar la bioacumulación. Cuando se produce este proceso, el organismo absorbe las sustancias y las almacena en sus tejidos, sin lograr su eliminación a través de la acción metabólica. Se dice que estos seres vivos actúan como bioindicadores ya que permiten conocer la presencia de contaminantes en el ambiente.

Es posible advertir la bioacumulación en numerosos organismos acuáticos. Los tiburones, al ingerir muchos peces, terminar absorbiendo altas dosis de metales pesados, que permanecen en sus tejidos y que pueden generar una intoxicación.

Puede decirse, en definitiva, que la bioacumulación es la acumulación en un ser vivo de una sustancia química que persiste en el tiempo, adquirida por el organismo mediante la ingesta de otros organismos o a través del ambiente. Esta acumulación, con la cadena alimenticia, llega a alcanzar un nivel superior a la concentración de la sustancia en el medio ambiente.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de bioacumulación (http://definicion.de/bioacumulacion/)