Definición de biónica

La palabra inglesa bionic, compuesta por los vocablos bio y electronic, llegó a nuestro idioma como biónica. El concepto puede aludir a la producción de órganos artificiales que, por mecanismos electromecánicos, imitan el funcionamiento de los naturales. La biónica también hace referencia a la acción de aplicar los conocimientos de los fenómenos de la biología a los sistemas mecánicos y electrónicos.

Biónica

La ingeniería, el diseño y la arquitectura son algunas de las ciencias y de las disciplinas que se nutren de las soluciones y de los conocimientos de la biónica. Sus recursos posibilitan la simulación del comportamiento de los organismos con vida.

Puede decirse que la biónica parte del principio de que los seres vivos son equiparables a máquinas de gran complejidad. Disponen de numerosos instrumentos de diferente tipo que les permiten reaccionar ante los estímulos. Por eso es posible aspirar a la creación de máquinas que funcionen de un modo semejante que los organismos vivos, e incluso que tengan capacidad de “aprender” nuevas conductas.

Suele nombrarse a Leonardo da Vinci como un precursor de la biónica, ya que aplicó sus conocimientos sobre los seres vivos en el diseño de diferentes clases de aparatos y máquinas. Con los años el desarrollo de prótesis y de órganos artificiales se hizo habitual, mientras que también se avanzó en el campo de la inteligencia artificial (que persigue la creación de sistemas que puedan resolver distintas situaciones por sí mismos, de manera autónoma).

Se conoce como ingeniería biónica a la especialización de la ingeniería centrada en la producción de herramientas tecnológicas que simulen el funcionamiento o la forma de los seres vivos. Su misión es que los sistemas electrónicos y los sistemas biológicos puedan trabajar en conjunto.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de biónica (http://definicion.de/bionica/)