Definición de ciudadano

Ciudadano es aquel o aquello perteneciente o relativo a la ciudad. Una ciudad, por otra parte, es el área urbana que cuenta con una elevada densidad poblacional y cuyos habitantes (los ciudadanos) no suelen dedicarse a la actividad agrícola.

Ciudadano

El ciudadano, por lo tanto, es quien vive en una ciudad. Por lo general trabaja en la industria o en el sector de servicios, en contraposición al campesino, que vive en el campo y se dedica a las tareas rurales.

El término en la actualidad es utilizado para nombrar al individuo como sujeto de derechos políticos. Esto quiere decir que el ciudadano interviene en la vida política de su comunidad al ejercer dichos derechos. La ciudadanía también implica una serie de deberes y obligaciones.

En la antigüedad, la ciudad era la unidad política más importante. Por eso hoy, con el Estado como unidad política principal, se sigue nombrando a los sujetos de derechos políticos como ciudadanos.

Este uso del concepto trasciende, en definitiva, el hecho de vivir en una ciudad. Una persona que vive en una población rural será ciudadana en tanto cuente con derechos políticos. En el sentido inverso, un habitante de una zona urbana con dichos derechos vulnerados no puede considerarse como un ciudadano pleno.

La noción de ser ciudadano contribuye al desarrollo de la identidad y al sentido de pertenencia a una comunidad. La persona debe ejercer su ciudadanía con responsabilidad, exigiendo respeto por sus derechos y, a la vez, cumpliendo con sus obligaciones. De este modo se construye una sociedad democrática y más justa.

El buen ciudadano

CiudadanoUn buen punto de partida para construir una comunidad basada en los principios de respeto y solidaridad es el esfuerzo individual a pesar de las consecuencias inmediatas, la perseverancia en el ejercicio del bien con la esperanza de contagiar al propio entorno y potenciar esa fuerza renovadora que tantas veces ha probado ser nuestro recurso más valioso.

A grandes rasgos, existe una serie de puntos fundamentales que hace de una persona un ciudadano ejemplar, una unidad sana que trabaja en pos del progreso de todos, y estos pueden servir a modo de autoevaluación para asegurarse a cada paso de estar respetando y haciendo respetar los derechos que otorga una ciudadanía:

* promover el cuidado del medio ambiente;
* mantener una línea coherente de acción, tratando a los demás del mismo modo que esperamos que nos traten;
* no actuar fuera de los límites de la Ley;
* proponer tantos cambios como consideremos necesarios para mejorar la calidad de vida en la ciudad, siempre con una actitud constructiva;
* evitar la violencia siempre que sea posible, anteponiendo el diálogo como medio de resolución de conflictos;
* respetar los derechos de los demás seres vivos;
* ser partícipe de la vida en la ciudad, de su historia y de sus decisiones, disfrutando de sus buenas épocas y ayudando a reconstruirla durante sus crisis más duras;
* valorar a los demás ciudadanos, respetar el rol que ocupan y sus opiniones.

Cabe mencionar que ser ciudadano no implica ser oriundo de un lugar, sino que responde a dos factores fundamentales: la documentación y la identidad. Ante la Ley, una persona debe reunir una serie de requisitos para ser considerada ciudadana, entre los que se encuentra la descendencia directa o indirecta de otro ciudadano, con diferentes limitaciones en cada país. Pero existe asimismo un sentimiento en cada uno que representa su lazo con un territorio, y esto excede la situación legal.

Sin embargo, los puntos recién expuestos deberían ser entendidos como la base de la buena convivencia con el resto de los seres vivos, independientemente de su procedencia y de la nuestra, considerando que todos somos ciudadanos del mundo y que solo nos corresponde un espacio minúsculo en él.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de ciudadano (http://definicion.de/ciudadano/)