Definición de corsario

El concepto de corsario deriva de corso, que a su vez tiene su origen etimológico en el término latino cursus (traducible como “carrera”). Se llama corso a la campaña que las embarcaciones mercantes, con patente de las autoridades de su país, llevaban a cabo en la antigüedad para perseguir enemigos o piratas.

Corsario

La patente de corso autorizaba a navegantes a actuar según las leyes de la guerra. Los corsarios, de este modo, podían sabotear y atacar los barcos de las naciones enemigas, robando sus mercaderías.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), corsario también puede emplearse como sinónimo de pirata. Sin embargo, ambos se diferencian por la legalidad de sus acciones.

Los corsarios saqueaban embarcaciones con el permiso del gobierno de su país, que avalaba estas acciones en determinadas circunstancias para debilitar a sus enemigos. Los piratas, en cambio, incurrían en los saqueos en cualquier momento y sin contar con una autorización. De esta manera, aunque tantos los corsarios como los piratas se dedicaban al robo, los primeros lo hacían dentro del marco legal de su patria.

Muchos corsarios lograron ingresar en la historia por la importancia de sus actos para sus países. El corsario inglés Francis Drake (1543-1596) fue declarado caballero y es honrado en su tierra, aunque los españoles –víctimas de sus campañas– lo consideran un pirata. Algo similar ocurre con el corsario galés Henry Morgan (1635-1688).

Amaro Pargo (1678-1747), Juan Bautista Azopardo (1772-1848), Hipólito Bouchard (1780-1837) y Louis-Michel Aury (1788-1821) son otros corsarios conocidos a nivel mundial.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de corsario (http://definicion.de/corsario/)