Definición de desahucio

Se denomina desahucio al acto y la consecuencia de desahuciar: expulsar a un arrendatario o a un inquilino a través de un procedimiento legal. Un juicio de desahucio, por lo tanto, tiene la finalidad de impedir que un individuo siga haciendo uso del bien que alquila, alegando un incumplimiento del contrato.

Desahucio

La idea de desahucio suele vincularse a la expulsión de aquel inquilino que deja de pagar el alquiler de la propiedad en la que vive. También puede relacionarse al despido de la persona que no paga una hipoteca. Cuando un sujeto no abona la suma acordada, incumple el contrato, una falta que puede derivar, con el paso del tiempo y bajo ciertas condiciones, en un fallo judicial que concrete el desahucio.

Muchas veces desahucio se emplea como sinónimo de desalojo o lanzamiento, que es el acto a través del cual se realiza el despojo de la posesión material. Dicha enajenación se lleva a cabo de manera forzosa, haciendo que el inquilino abandone la propiedad para que ésta quede nuevamente a disposición de su dueño.

Un desahucio supone un grave problema para aquel que lo padece. Supongamos que un jefe de familia se queda sin empleo y no logra conseguir otro debido a una crisis económica. Este hombre, por lo tanto, deja de recibir ingresos y no puede pagar el alquiler de su casa, donde vive con su esposa y sus hijos. Si el propietario se niega a renegociar las condiciones del contrato y no tiene contemplaciones, posiblemente el inquilino y su familia terminen siendo desahuciados: es decir, se quedarán sin un techo y terminarán con sus pertenencias en la calle.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desahucio (http://definicion.de/desahucio/)