Definición de erupción

Erupción es un concepto que puede utilizarse en el ámbito de la geología para nombrar a la emisión de materia (ya sea sólida, líquida o gaseosa) por las grietas o las aberturas de la corteza terrestre. Lo más habitual es asociar el término a los volcanes, cuando las erupciones son violentas, aunque también existen otros tipos de erupciones (como aquellas que se producen en las solfataras).

Erupción

Resulta muy difícil prever las erupciones volcánicas. En ocasiones, éstas llegan precedidas por movimientos sísmicos y por la emisión de fumarolas (una mezcla de gases y vapores). La sustancia que expulsan los volcanes en las erupciones se conoce como lava, un magma viscoso con temperaturas superiores a los 700 ºC.

Cabe destacar que, de acuerdo a sus características, las erupciones volcánicas reciben distintos nombres. Es posible hablar de erupción hawaiana, erupción krakatoana, erupción estromboliana, erupción submarina, etc.

Muchas son las erupciones volcánicas que se han producido a lo largo de la Historia y que han ocasionado graves consecuencias en todo el mundo. No obstante, entre las más significativas, por su alcance y los daños ocasionados, se encuentran, por ejemplo, la del Vesubio en el año 79 d.C.

La ciudad de Herculano fue la que quedó totalmente sepultada por la violenta y contundente erupción del volcán Vesubio, que en principio se consideraba que estaba extinguido pero que con esta acción demostró que no era así.

La erupción del Krakatoa en el año 1883, del Tambora en 1815 o la del Kelut en 1586 fueron otras de las más importantes y cruentas de cuantas se han producido hasta nuestros días. Y es que ellas ocasionaron 36.417, 82.000 y 10.000 muertos respectivamente.

Tampoco podríamos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como erupción solar. Se trata de un singular fenómeno natural que se traduce en una explosión en lo que es la fotósfera del astro rey. En el año 1859 fue cuando, por primera vez, se conoció este suceso que se produjo de manera mucho más contundente en 2003 y en 1989.

Para la dermatología, la erupción es la aparición en la piel o en las mucosas de hinchazón o enrojecimiento, lo que supone un cambo de textura y color. Puede tratarse de granos, manchas, vesículas, ronchas, hematomas u otro tipo de bultos.

La erupción cutánea simple, conocida como dermatitis, puede tener distintas causas. La dermatitis de contacto es causada cuando la piel toca ciertos productos químicos o venenosos, como algunos detergentes o plantas como la hiedra.

Muchas son las causas que pueden propiciar que se produzca una erupción cutánea. Entre aquellas podríamos destacar desde medicamentos hasta picaduras de diversos insectos pasando por situaciones de estrés o miedo.

Independientemente de cualquiera de los orígenes de aquella habría que destacar la necesidad de que quien la tenga no se rasque, no use cosméticos ni jabones y apueste por el agua tibia para lavarse.

La dermatitis seborreica es una erupción que aparece alrededor de los párpados, las cejas, detrás de las orejas o en el cuero cabelludo. La piel grasosa, el estrés y las temperaturas extremas contribuyen a su aparición.

La varicela, el sarampión, la rubéola, el herpes y la psoriasis son enfermedades que también producen erupciones cutáneas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de erupción (http://definicion.de/erupcion/)

Definiciones Relacionadas