Definición de regatear

Regatear es un verbo con diferentes acepciones. Puede tratarse de la acción de realizar un regate, que es un movimiento que se ejecuta con rapidez para esquivar a un adversario o engañar a un rival.

Regatear

Por ejemplo: “Creo que el delantero se equivocó al tratar de regatear: era preferible que pasase el balón a un compañero”, “Después de regatear a dos defensores, sintió una molestia en la pierna y se tiró al suelo”, “Al regatear al jugador nigeriano, se encontró solo frente al portero rival”.

Otro uso del concepto se vincula la discusión del precio de un producto que se encuentra a la venta. Al regatear, el comprador intenta que el vendedor acepte bajar el precio original: “En algunas culturas, regatear es casi una obligación: los vendedores se ofenden si no lo haces”, “Me interesa esa lámpara, pero voy a regatear el precio ya que está demasiado cara”, “Luego de regatear con el comerciante durante varios minutos, el joven se llevó el mueble a un precio imbatible”.

El acto de regatear es tan común en ciertos ámbitos comerciales que, como bien se indica en uno de los ejemplos del párrafo anterior, resulta prácticamente obligatorio. En la actualidad es muy común vender y comprar productos a través de Internet, ya sea nuevos o usados, y en ambos casos se acostumbra regatear para conseguir el mejor precio posible. Si bien cada vendedor tiene la opción de aceptar o no esta práctica, el volumen de competencia presente en las tiendas virtuales los empuja a aceptarla si buscan que la transacción se resuelva a corto plazo.

En otras palabras, basta que un vendedor de los que ofrece un producto en particular acepte que los interesados regateen el precio para que el resto se vea obligado a hacerlo, a bajar el precio final o a esperar a que el primero salga de la lista para tener nuevamente una oportunidad. Y es que en este tipo de intercambios se pone en práctica nuestra capacidad de desprendernos de nuestras pertenencias, de evaluar los resultados y tolerar que no sean exactamente como esperábamos, y de luchar por alcanzar objetivos.

RegatearA la hora de vender un producto de segunda mano por Internet, se aconseja poner un precio ligeramente más alto del que esperamos, ya que la mayoría de los usuarios piden una rebaja en su primer contacto con los vendedores. No se trata de una diferencia considerable, sino de un valor que se encuentre entre el 5% y el 10%. De nada sirve la ambición desmedida en estos casos, ya que muchos compradores se ofenden si no consiguen regatear con éxito y buscan otras ofertas.

En el lenguaje coloquial, se habla de regatear cuando una persona rechaza hacer algo o no le dedica el tiempo o el esfuerzo suficiente: “Si pretendes trabajar conmigo, no puedes regatear energías: tienes que entregarte al cien por ciento”.

Así como en el mundo de la compraventa, si alguien regatea energías significa que busca la manera de invertir el mínimo posible para obtener un determinado objetivo. En el ejemplo anterior, se habla de un entorno laboral, por lo que podemos entender que el interlocutor pretendía esforzarse muy poco a la hora de realizar sus tareas, algo que no apreciaba el emisor. Algunos adjetivos que pueden servir para calificar a una persona que se comporta de este modo son aprovechador, haragán, cómodo o vago, según el contexto.

Regatear también puede tratarse de un escape o de una evasión, ya sea física o simbólica: “Gracias a la música, el joven consiguió regatear a las adicciones y a los malos hábitos que suelen atrapar a los adolescentes de su barrio”, “El tenista pretende regatear el quirófano y apuesta por un tratamiento menos invasivo”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de regatear (http://definicion.de/regatear/)

Definiciones Relacionadas