Definición de señal

Señal es un término que proviene del latín signalis. Se trata de un signo, seña, marca o medio que informa, avisa o advierte de algo. Este aviso permite dar a conocer una información, realizar una advertencia o constituirse como un recordatorio.

Señal

Las señales son convencionales; es decir, se crean de acuerdo a ciertas pautas para que puedan ser reconocidas por la mayor cantidad de gente posible. Deben ser ubicadas en lugares visibles para estar en condiciones de llamar la atención.

Las señales de tráfico o tránsito son aquellas que organizan y regulan los desplazamientos de los vehículos. Están ubicadas en las calles o carreteras y señalan la velocidad máxima permitida, la prohibición del paso, la obligatoriedad de detenerse y otras cuestiones vinculadas a las reglas de vía pública.

Una señal también puede ser un gesto que realiza una persona para advertir a otra de una determinada circunstancia. Este tipo de señal puede hacerse, por ejemplo, mediante el movimiento de alguna de las extremidades del cuerpo.

Para la física, una señal es una variación de la corriente eléctrica o de otra magnitud que se utiliza para transmitir información. Por ejemplo: “El teléfono no tiene señal”, “La señal indica que el teléfono está ocupado en este momento”.

Un indicio o un vestigio que queda de algo también puede ser mencionado como una señal: “No hay señales que nos permitan suponer que el asesino haya pasado por este túnel antes de huir”, “El canto de las aves puede ser la señal de una inminente tormenta”, “Mi hermano sigue sin dar señales de vida: espero que no le haya ocurrido nada malo”.

Código internacional de señales

SeñalTambién conocido como C.I.S., el código internacional de señales es un recurso que permite a los navegantes enviar mensajes desde un barco a otro referentes al estado de la nave o de las decisiones del capitán, utilizando un lenguaje común a todos, independientemente de su procedencia geográfica. Los medios utilizados para este tipo de comunicación son la radio, el código morse, las banderas de señales y los semáforos.

La historia de este código se remonta al año 1855, cuando la Agencia de Comercio Británica presentó una lista de más de 70 mil mensajes, obtenidos a partir de la combinación de 18 banderas; la misma constaba de dos partes: una con señales internacionales y otra de uso exclusivo en el territorio británico. Tres décadas más tarde, el código fue revisado y modificado en los Estados Unidos de América.

Posteriormente, y luego de haber sido utilizado en diversos enfrentamientos marítimos, el código recibió una segunda revisión, que incluyó la traducción a siete idiomas, entre los que se encuentran el francés y el español, y la designación de un comité fijo que se encargara de controlarlo y revisarlo en el futuro.

Entre los cambios que se fueron efectuando al código de señales, se encuentra la inclusión de expresiones útiles para los aviadores y de vocabulario médico (aprobado por la Oficina internacional de higiene pública). A través de cada modificación se ha vuelto más versátil y preciso, aumentando su efectividad en los momentos de máxima tensión.

Entre los mensajes que pueden enviarse por medio del código internacional de señales, encontramos alertas de abandono de un barco (con diversas aclaraciones, tales como que ha sufrido un accidente nuclear y que representa un peligro por la radiactividad), solicitudes de asistencia médica (con una serie de motivos posibles), preguntas claves para la localización de un navío y frases de apoyo tales como la promesa de ayuda para rescatar víctimas de un accidente a bordo. Para su representación suelen bastar unos pocos caracteres, a veces alfanuméricos, agrupados como si se tratara de siglas (AC, AN 2, MAC).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de señal (http://definicion.de/senal/)