Definición de suficiencia

Suficiencia, con origen etimológico en el latín sufficientĭa, es un término que puede usarse para hacer mención a una habilidad, un talento o una capacidad. Por ejemplo: “El equipo local se impuso con suficiencia en el primer partido del campeonato”, “Las fuerzas de seguridad no tuvieron suficiencia para contener a los manifestantes”, “La suficiencia financiera de la empresa fue puesta en duda por los auditores”.

Suficiencia

La suficiencia se entiende en dichos casos como el resultado de haber satisfecho una serie de requisitos para la resolución de un problema o para la ejecución de un determinado proceso, ya sea que se trate de la formación académica y la práctica necesarias para el ejercicio de una carrera profesional con todas las herramientas necesarias, o de la elaboración de un plan de acción que sirva para hacer frente a una determinada situación. Actuar con suficiencia significa estar a la altura de las circunstancias.

En el ámbito académico, el término “suficiente” es una de las calificaciones posibles, y se usa generalmente en la educación primaria. En este caso, es importante señalar que no posee el impacto de los ejemplos anteriores, sino que indica que el alumno ha alcanzado el mínimo nivel esperado para aprobar. De forma opuesta, la calificación “insuficiente” expresa que su desempeño no demuestra las habilidades necesarias para considerar que haya aprendido el tema evaluado.

El concepto, por otra parte, puede utilizarse de modo despectivo para referirse a la jactancia, la petulancia, la vanidad o la fanfarronería: “El escritor resaltó con suficiencia que ha vendido más de un millón de libros en todo el mundo”, “El niño respondió con suficiencia las preguntas del maestro, algo que irritó al docente”, “El investigador brindó detalles del estudio sin suficiencia, mostrándose dispuesto a conversar con los asistentes”.

Algunos de los sinónimos de esta acepción de suficiencia son “presunción, soberbia, petulancia” y “engreimiento”, mientras que el antónimo más directo es “modestia”. Resulta lamentable encontrarse con una actitud de este tipo, aunque nada podemos hacer para eliminarla de nuestra especie, ya que parece ser una parte indivisible de ciertas personas.

SuficienciaCuando alguien habla con suficiencia, saca a relucir un complejo de superioridad con respecto a quienes lo rodean, a sus interlocutores, y esto no debería ser aceptado en ningún caso; sin embargo, los intereses llevan a muchas personas a escuchar sin decir una palabra, y así alimentan el ego del emisor.

El principio de suficiencia se emplea para el análisis de la veracidad de una afirmación. De acuerdo a su definición, que no existan pruebas en contra de un postulado no supone una prueba suficiente para confirmar su veracidad. De igual modo, la falta de pruebas de un postulado no alcanza como una prueba en su contra.

Este concepto debería formar parte de la base del sistema educativo, ya que si todos los seres humanos aprendiéramos y comprendiéramos a tiempo el principio de suficiencia seríamos más críticos, más sensatos, no aceptaríamos a ciegas la veracidad de un mito, ni descartaríamos la validez de una teoría simplemente por no contar con las pruebas suficientes para defenderla. El exceso de información al que estamos sometidos en la actualidad alimenta gravemente la emisión de juicios apresurados, que faltan a dicho principio de forma preocupante.

En el ámbito de la estadística, se denomina estadístico suficiente a la medida cuantitativa conocida como estadístico muestral, cuando éste cuenta con la propiedad de la suficiencia frente al modelo estadístico y el parámetro suyo que se desconoce.

La idea de suficiencia descriptiva, por último, refiere al requisito que se establece para que una patente sea concedida. Dicha suficiencia se vincula a la necesidad de que exista una descripción exhaustiva de la invención.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de suficiencia (http://definicion.de/suficiencia/)