Definición de agroquímicos

La agroquímica es la especialización de la química que consiste en el uso de sustancias orgánicas en el marco de una industria y en la aplicación de productos químicos (como plaguicidas y fertilizantes) en las actividades agrícolas.

Agroquímico

Por extensión, se conoce como agroquímico a la sustancia química que utiliza el ser humano con el objetivo de optimizar el rendimiento de una explotación agrícola. Dichos productos suelen utilizarse para luchar contra las plagas que afectan los cultivos y para favorecer un crecimiento más rápido de las plantas.

De la misma manera, no podemos pasar por alto otra serie importante de funciones que realizan los citados productos agroquímicos. En concreto, entre las mismas están aportar la cantidad necesaria de nutrientes a la tierra, matar a microorganismos que estén dañando el terreno o directamente los cultivos y eliminar la maleza que pueda existir.

Los plaguicidas, por lo tanto, pueden ser agroquímicos. En este caso, se esparcen los productos a través de la fumigación con la intención de alejar de los cultivos a aquellas especies que pueden dañarlos. Existen plaguicidas líquidos, sólidos y gaseosos.

De acuerdo a la plaga que combaten, los plaguicidas pueden dividirse en fungicidas (eliminan hongos), bactericidas (bacterias), insecticidas (insectos) y otros grupos. Es importante tener en cuenta que estos agroquímicos, aún cuando pueden ayudar a controlar las plagas, también pueden tener efectos nocivos sobre el medio ambiente y sobre la salud de las personas.

Además de los citados agroquímicos, no hay que olvidarse de otros que también son muy utilizados en el ámbito de la agricultura. Nos estamos refiriendo a algunos como estos:
-Los herbicidas, que son los que tienen como función principal el llevar a cabo la eliminación de todo tipo de plantas que son nocivas para el terreno.
-Los acaricidas, que son los encargados de conseguir repeler los ácaros.
-Los rodenticidas, que van destinados a matar a los roedores que causan daños a los cultivos y que, además, tienen la particularidad de que pueden transmitir ciertas enfermedades a los seres humanos.
-Los nematicidas, que son los utilizados por los agricultores para conseguir acabar con los gusanos que van apareciendo en el suelo y con ciertos parásitos que aparecen en las plantas.
-Los fitorreguladores, que vienen a regular lo que es el crecimiento de los cultivos y lo hacen mediante lo que se da en llamar fitohormonas. De esta manera, según cada momento, impulsan o frenan el desarrollo de las raíces.
-Los fertilizantes, que, como su propio nombre indica, son los agroquímicos encargados de facilitar y agilizar el crecimiento de ciertas plantas.

La mayoría de los agroquímicos son tóxicos y, en algunos casos, pueden ser letales para el ser humano cuando se ingieren, inhalan o tocan. El principal peligro radica en que la mayor parte del agroquímico que se fumiga va más allá del sector que se pretende fumigar debido a que, por el viento y otros factores, terminan llegando a distintos lugares. De este modo, los agroquímicos pueden contaminar el agua que utilizan las personas, por ejemplo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agroquímicos (https://definicion.de/agroquimicos/)