Definición de alcalino

El adjetivo alcalino se emplea para calificar a aquello que dispone de álcali. Un álcali, por otra parte, es un hidróxido de tipo metálico que actúa como base fuerte y que presenta una gran solubilidad al estar en el agua.

Alcalino

Avanzando un poco más con la definición, debemos tener en cuenta que un hidróxido es un compuesto que se constituye por la unión del anión OH- con un radical o un elemento químico.

Los alcalinos, por lo tanto, están compuestos por los hidróxidos conocidos como álcalis. Se trata de seis elementos: el francio, el cesio, el rubidio, el potasio, el sodio y el litio. Estos alcalinos se pueden identificar en la tabla periódica dentro del grupo 1A.

Cada alcalino cuenta con un único electrón en su capa energética externa. Por la escasa energía de ionización y la afinidad electrónica reducida, los alcalinos tienden a perder dicho electrón, formando un ion monopositivo.

En la naturaleza, no se pueden encontrar alcalinos como elementos libres, sino que siempre aparecen combinados.

Entre las propiedades de los alcalinos, podemos destacar las siguientes:

* conducen con efectividad la electricidad y el calor;

* al estar en contacto con el oxígeno y el agua, reaccionan de manera inmediata;

* forman hidróxidos cuando reaccionan con agua;

* el color plateado y el brillo propio de un metal se puede apreciar cuando son fundidos o cortados;

* se trata de metales de una densidad baja;

* su color es blanco-plateado;

* sus puntos de fusión son bajos y decrecen a medida que descendemos en el grupo;

* son metales blandos;

* desde un punto de vista químico, son los metales más reactivos. Por esta razón, no se hallan en la naturaleza en estado libre, sino que por lo general aparecen como sales.

Al observar la tabla periódica, notamos que el primer elemento es el hidrógeno, el cual representamos con la letra H. Se trata de uno de los más raros de la lista, a causa de tener solamente un electrón en todas sus capas. Justamente, no es fácil asignar este elemento a un grupo, ya que por un lado reúne todas las propiedades que caracterizan a los metales alcalinos, como ser que le sobra un electrón, pero también de los halógenos, a causa de no tener el número suficiente de electrones para presentar la configuración de un gas noble.

El litio, por otra parte, es el tercer elemento y es un metal alcalino propiamente dicho, con un número de oxidación +1. En su corteza, cuenta con tres electrones; en su primera capa, con dos y en la segunda, con uno. Fue descubierto a principios del siglo XIX y se trata del metal sólido de mayor ligereza del mundo. Su punto de fusión es bajo, es blando y ,como buen metal alcalino, es muy reactivo. En la actualidad, el litio abunda en nuestro planeta y varias de sus propiedades lo vuelven más parecido al grupo de los metales alcalinotérreos, entre los que se encuentran el magnesio, el calcio y el berilio.

Con respecto al sodio, podemos decir que su número atómico es 11, la cantidad de electrones que se reparten en su corteza. En proporción con los demás metales alcalinos, es el cuarto que más abunda en la Tierra, y se encuentra especialmente en la sal de mar. Cuando se expone a más de 40 °C, arde.

Se llama pila alcalina a aquella que utiliza hidróxido de potasio a la manera de electrolito, generando una reacción química entre el dióxido de manganeso y el zinc que le permite obtener energía. Las pilas salinas, en cambio, apelan al cloruro de zinc o al cloruro de amonio como electrolito, aunque todas brindan idéntico voltaje nominal.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alcalino (https://definicion.de/alcalino/)

Definiciones Relacionadas

Top