Definición de potasio

El científico británico Humphry Davy fue el descubridor del potasio, un elemento químico esencial cuya denominación procede del neerlandés pottaschen. Davy advirtió la existencia del potasio en 1807.

Potasio

Se trata de un metal de tipo alcalino y color blanquecino que tiene una presencia cuantiosa en la superficie de nuestro planeta y en los océanos. Su símbolo es K y su número atómico, 19.

El potasio está entre los metales más livianos y blandos. Al entrar en contacto con el aire, puede oxidarse a una velocidad muy acelerada, una característica que hace que su conservación requiera de ciertos cuidados. El potasio también tiene reacciones violentas al entablar contacto con el agua, un vínculo que lo lleva a desprender hidrógeno.

Las aplicaciones del potasio y de sus derivados son amplias. Puede emplearse, por ejemplo, para fertilizar terrenos que serán sembrados. Derivados del potasio también se usan en la producción de vidrio y de células fotovoltaicas, en la obtención de pólvora y hasta en las inyecciones que se aplican a los condenados a muerte para cumplir con la pena capital.

Cabe destacar que el potasio forma parte del metabolismo de las células y se encuentra en una gran cantidad de alimentos que consumimos los seres humanos, como los duraznos, los damascos, las bananas (también conocidas como plátanos), las paltas y las remolachas.

La presencia equilibrada de potasio en el organismo, por lo tanto, es muy importante para conservar un estado saludable. Este elemento químico interviene a la hora de transmitir los impulsos nerviosos y de regular las contracciones de los músculos, entre otras funciones.

Diversos son los alimentos que se recomienda tomar para dotar al cuerpo de los niveles de potasio que necesita. No obstante, entre los más importantes se encuentran los siguientes:
• Los cacahuetes, que poseen 705 miligramos por cada 100 gramos.
• La soja, que tiene unos elevados niveles de potasio y que, entre otras muchas cosas, es saludable a la hora de proteger a la mujer de lo que son los síndromes premenstruales.
• El plátano. La fruta que se considera que aporta mayor cantidad del elemento que nos ocupa es esta, de ahí que se recomiende a diario tomar una pieza para así poder hacerle frente a problemas de calambres o hinchazón.
• La zanahoria, que contiene 323 miligramos por cada 100 gramos.
• Las patatas, que cuentan con 328 gramos miligramos por cada 100 gramos y que están especialmente recomendadas para todas aquellas personas que tienen problemas de retención de líquidos.
Además de todos estos alimentos, tampoco hay que olvidarse de las coles de Bruselas, los aguacates, las fresas, los tomates, la calabaza, la alcachofa o la acelga…Todos ellos son muy ricos en potasio y son recomendables que se incluyan en la dieta de cualquier persona.

Los deportistas es fundamental que coman productos que les aportan el citado potasio y es que esa es la manera de que puedan beneficiarse de las ventajas que aquel les ofrece: crecimiento de la masa muscular, mayor rapidez de recuperación después del ejercicio, reducción de posibilidad de sufrir calambres, regularización adecuada de las funciones celulares del organismo…

De la cantidad de potasio que ingerimos, cerca del 90% es absorbido por el intestino delgado y nuestro organismo lo elimina por medio del sudor y la orina. Después del calcio y del fósforo, el potasio es el macromineral que más presencia tiene en el cuerpo humano; además, tiene una relación importante con el sodio. Aproximadamente el 97% se halla en forma intracelular, mientras que el resto, extracelularmente.

Algunas de las funciones más importantes del potasio son las siguientes:

Potasio* transporta el oxígeno al cerebro, con ayuda del fósforo;
* colabora en la eliminación de desechos orgánicos;
* participa en la normalización del ritmo cardíaco, junto al sodio y el calcio;
* es importante para mantener el equilibrio ácido-alcalino;
* ayuda a convertir la glucosa en glucógeno;
* estimula la actividad neuromuscular, junto al sodio;
* es una figura esencial para un adecuado crecimiento;
* ayuda a combatir la fatiga;
* promueve el movimiento del intestino y la deposición diaria;
* participa de la construcción de las proteínas;
* su acción diurética es necesaria para la eliminación de líquidos;
* colabora en la regulación de la presión arterial.

Dicho esto, es importante notar que si el organismo no posee un valor normal de potasio, es posible que tengan lugar ciertos trastornos, entre los que se encuentran los siguientes:

* estreñimiento;
* alteración del ritmo cardíaco;
* fatiga muscular y debilidad;
* dolor en las articulaciones y en los huesos;
* calambres;
* alteración de la presión sanguínea;
* edemas y retención de líquidos;
* falta de reflejos y confusión mental;
* trastornos del crecimiento.

Algunas de las causas de la deficiencia de potasio son: el abuso de laxantes, corticoesteroides y diuréticos durante un largo período de tiempo; la diabetes mellitus e insipidus; las diarreas crónicas; el consumo excesivo de azúcar refinado o sal; haber sufrido de alguna enfermedad renal o cardíaca muy grave; la práctica de dietas bajas en calorías; el estrés, tanto físico como emocional; dosis elevadas de carbecilina y penicilina; la exposición excesiva a los rayos del sol; la falta de carbohidratos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de potasio (https://definicion.de/potasio/)