Definición de electrón

Antes de entrar de lleno a definir la palabra electrón es importantísimo que establezcamos el origen etimológico de la misma. En concreto, podemos establecer que la misma procede del término griego elektrón que significaba “ámbar”.

Electrón

Se conoce como electrón a la partícula esencial más liviana que compone un átomo y que presenta la menor carga posible en lo referente a la electricidad negativa. Se trata de un elemento subatómico que se sitúa en torno al núcleo del átomo, formado por neutrones y protones.

Los electrones se encargan de establecer las atracciones existentes entre los átomos y producen, a través de su movimiento, corriente eléctrica en la mayoría de los metales. Fueron advertidos por el físico británico Joseph John Thomson (18561906), aunque su existencia ya había sido postulada por el científico George Johnstone Stoney (18261911).

Este último, un físico y matemático de origen irlandés nacido en Oakley Park en el año 1826, es quien está considerado como la persona que acuñó el término electrón. Además de por este hecho ha pasado a la historia por ser uno de los científicos más importantes gracias a sus trabajos sobre la estructura de la materia y el número de Avogadro que le valieron para obtener el prestigioso Premio Nobel.

La masa del electrón es unas mil ochocientas veces más chica que la masa del protón. Pese a que los electrones suelen formar parte de los átomos, existen electrones que forman haces en el vacío o que se trasladan de manera independiente por la materia. Si los electrones se desplazan por fuera del átomo, pueden generar corriente de electricidad.

La carga estática, en cambio, surge cuando los átomos de un cuerpo tienen una cantidad menor o mayor de electrones de la que se necesita para equilibrar las cargas positivas de su núcleo. Si el átomo tiene menos electrones, el cuerpo tiene carga positiva; si tiene menos, la carga será negativa.

El movimiento de electrones permite que tengamos corriente eléctrica en nuestros hogares. Los televisores de tubo que emiten rayos catódicos están basados, por otra parte, en un haz de electrones que es redirigido por un campo magnético hasta alcanzar la pantalla fluorescente. Los semiconductores, los microscópicos electrónicos, los transistores y las máquinas para soldar también utilizan electrones.

Aunque el concepto que estamos abordando nos parezca que sólo es un pilar fundamental de la ciencia tenemos que tener claro que no es así pues es parte básica de nuestro día a día. Y es que precisamente, como hemos citado, gracias a los electrones tenemos, por ejemplo, la posibilidad de disfrutar de la televisión.

En concreto, estas partículas esenciales son uno de los ejes centrales entorno al cual gira el tubo de rayos catódicos que es el que en el televisor se encarga de proceder, mediante campos magnéticos, a impactar en la pantalla fluorescente que nos otorga las imágenes del informativo, película o serie que estemos viendo.

Muy en relación con la citada televisión tenemos que citar que el término que nos ocupa obtuvo un papel protagonista en un programa infantil de la pequeña pantalla que se emitió en los años 80 y 90 en España. Se trataba de “La bola de Cristal” donde unos personajes llamados electroduendes, que eran expertos en electrónica, amenizaban a los pequeños con sus aventuras “catódicas”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de electrón (https://definicion.de/electron/)