Definición de amarillismo

La idea de amarillismo aparece en el terreno del periodismo. Se trata del estilo que tienen aquellos periodistas que apuestan por el sensacionalismo: es decir, que intentan generar sensaciones o emociones con el material que presentan.

Amarillismo

A la prensa que se dedica al amarillismo se la conoce como prensa amarilla. Este tipo de publicaciones privilegia el impacto y siempre pretende llamar la atención. Por lo general se interesa más por las formas que por la calidad del contenido.

A nivel general, puede decirse que el amarillismo se caracteriza por los titulares de gran tamaño y las fotografías explícitas. El lenguaje suele ser informal o incluso vulgar, incluyendo muchas veces opiniones o juicios de valor que generan polémica.

Los accidentes, los hechos policiales y los problemas de pareja son las temáticas más frecuentes del amarillismo. En lugar del análisis de la información o de la investigación rigurosa, estas publicaciones, programas radiales y televisivos suelen darle preponderancia a las frases, los rumores y las imágenes que causan conmoción. Informar, de este modo, queda en un segundo plano, detrás de la intención de impactar.

Tomemos el caso de un choque entre dos vehículos que causa la muerte de dos personas. Un periódico que intenta realizar una cobertura seria puede titular “Accidente en la autopista: dos personas pierden la vida” y publicar la foto de los dos automóviles destruidos. Un diario amarillista, en cambio, titulará “¡Terrible! Un choque provoca dos muertes: los cuerpos quedaron irreconocibles”, incluyendo en la nota una fotografía de los cadáveres en primer plano.

El amarillismo también afecta de forma negativa cualquier emprendimiento por parte de las grandes compañías de cualquier mercado de interés popular; por ejemplo, ante la salida de un nuevo dispositivo electrónico, la prensa amarilla tiende a publicar decenas de artículos vacíos de contenido enfocados en sus defectos y en accidentes que supuestamente provocaron en los primeros usuarios, intentando generar en el público la idea de que la empresa irá indefectiblemente a la quiebra a causa de su fracaso, aunque nada de esto sea cierto.

A diferencia de la prensa transparente y ética, que puede ser la fuente de artículos que trasciendan su era y se inmortalicen por el uso de la lengua o las ideas que presentan a sus lectores, el amarillismo parece ver sólo el día a día, el impacto que puedan causar “hoy”, sin importar qué hará mañana. Hoy, por ejemplo, puede publicar que “un artista famoso se ha quitado la vida”, para desmentirlo mañana sin pedir disculpas a sus lectores, como si no existiera el pasado.

Resulta muy curioso que el amarillismo goce de tanta popularidad a pesar de ser atacado y despreciado por tanta gente, pero esto habla del poder de la calumnia, de los rumores, de las habladurías, que a veces despiertan el interés del más sensato. A grandes rasgos podemos decir que hay dos tipos de personas opuestas a esta clase de periodismo: las que se mantienen firmes en su decisión de no consumirlo, y las que eventualmente le echan un vistazo con aire desinteresado.

En este último grupo se encuentran aquellas personas que en sus momentos de ocio no se resisten a un titular tal como “La actriz desvela toda la verdad acerca de su separación” o “Te contamos por qué la empresa japonesa va camino a una ruina segura”: no es que realmente se interesen por esas noticias, sino que el lenguaje usado en los títulos en combinación con las fotografías los atraen, aunque más no sea por un par de minutos. Si bien la verdad siempre debería triunfar por sobre la mentira y las calumnias, el amarillismo ha arruinado más de una carrera profesional, y por eso debemos evitarlo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de amarillismo (https://definicion.de/amarillismo/)
Top