Definición de animalidad

El vocablo latino animalĭtas llegó al castellano como animalidad. Así se denomina a la condición o la naturaleza animal.

Animalidad

Los animales, en tanto, son seres vivos sintientes que se desplazan por su propio impulso. Más allá de su inteligencia, la definición tradicional del concepto de animal hace referencia a su irracionalidad, en oposición a la capacidad de raciocinio que tienen las personas.

La animalidad, en este marco, es aquello propio de un animal. Se asocia la noción al instinto o a la esencia de estos seres orgánicos.

Muchas veces se alude a la animalidad para describir o explicar acciones de un animal que, desde la perspectiva humana o trasladadas a la conducta de un ser humano, resultan crueles o bestiales. Esta animalidad irrumpe cuando un león sale de cacería y mata a un cachorro de otra especie para alimentarse, por mencionar una posibilidad.

Tomemos el caso de un perro que vive como mascota en una casa. Los amos del can suelen humanizarlo, comprándole ropa o festejándole el cumpleaños. Sin embargo, pese a la domesticación, el perro sigue siendo un animal. Su animalidad puede aparecer, por ejemplo, si ataca a un niño por sentirse amenazado. Ese ataque no puede ser juzgado con criterios éticos (no es un acto “malo”), sino que tiene que ser entendido a partir de la condición animal del perro.

Es frecuente, por otra parte, que se hable de la animalidad del ser humano. En este caso, se hace mención a los rasgos dados por la biología o que no están atravesados por la cultura, o a las acciones que no presentan los frenos inhibitorios que se adquieren socialmente.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de animalidad (https://definicion.de/animalidad/)

Buscar otra definición