Definición de augurio

La etimología de augurio nos traslada al idioma latín: augurium. Un augurio es una señal o un síntoma de algo futuro. El concepto también se usa para nombrar un vaticinio, una predicción o un pronóstico.

Augurio

Por ejemplo: “La presencia de estas aves es un buen augurio: supongo que debemos estar cerca de la costa”, “El augurio de un mes complicado para la economía local no se cumplió ya que no hubo grandes sobresaltos”, “La llegada de dos nuevas empresas a la región es un buen augurio”.

Los augurios suelen ser pronósticos que realizan especialistas sobre panoramas futuros de un determinado sector, ámbito o industria. Un economista, por citar un caso, puede lanzar un augurio negativo sobre el mercado laboral al analizar distintos indicadores (como el nivel de inversión o la inflación vigente).

En la época del Imperio Romano, existían sacerdotes conocidos como augures que se dedicaban a realizar presagios. Se trataba de un cargo oficial que se ejercía de manera vitalicia.

Estos sacerdotes encontraban augurios en distintos tipos de señales: en las condiciones meteorológicas, en el comportamiento de los animales, en eventos extraordinarios, etc. Así le daban buenos o malos augurios a los gobernantes que los consultaban.

Augurio, por otra parte, es un nombre masculino que tiene su origen en el latín. El 20 de enero es San Augurio, en homenaje a Augurio de Tarragona. Este hombre fue un sacerdote que, siendo diácono, sufrió terribles martirios. Por orden de los emperadores, fue perseguido y terminó siendo quemado en un anfiteatro.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de augurio (https://definicion.de/augurio/)
Top