Definición de barbacoa

El término barbacoa se emplea de diferentes maneras de acuerdo a la región geográfica. Las primeras acepciones mencionadas por la Real Academia Española (RAE) aluden a la parrilla que se emplea para asar alimentos al aire libre y al conjunto de las comidas que se preparan con este sistema.

Barbacoa

Por ejemplo: “Esta noche prepararé cerdo en la barbacoa de la casa de mis padres”, “Matías compró una nueva barbacoa y nos invitó a estrenarla”, “Tengo ganas de comer una barbacoa de pescado”.

Como elemento para asar alimentos, la barbacoa también puede denominarse asador o parrilla. Por lo general está formado por una rejilla de hierro donde se ubican las carnes o los vegetales. Esta rejilla se coloca sobre el fuego, a una cierta distancia para evitar que la comida se queme. De este modo, el calor llega de manera lenta a los alimentos, que se cocinan poco a poco. Es habitual que, en la última instancia del proceso, la barbacoa se acerque a las llamas para lograr que la carne se dore y quede algo crujiente.

La barbacoa, parrillada, asado o asadero, por otra parte, es el nombre que puede recibir el conjunto de los alimentos preparados de esta forma u otra similar. Aunque sus ingredientes varían según el país, es frecuente que incluya carne vacuna, cerdo y pollo. También puede contar con vísceras (achuras) o embutidos, como chinchulines, riñones, morcillas y chorizos.

El sabor ahumado que caracteriza esta preparación también pueden disfrutarlo las personas veganas, quienes se niegan a consumir productos de origen animal. En otras palabras, más allá de las verduras troceados o rebanados, es posible llevar a la barbacoa un gran número de recetas hechas a base de ingredientes vegetales, como ser seitán. Incluso hay quienes preparan la pizza de este modo, que ofrece un resultado similar al horneado a la piedra, típico de las pizzerías.

La barbacoa no es simplemente un término relacionado con la comida o una técnica de cocción, sino que representa una parte importante de la cultura de muchos países. Si bien es perfectamente aceptable preparar un asado para uno mismo, lo más normal es que esta preparación se lleve a cabo como parte de una reunión entre amigos o familiares, o incluso en eventos especiales celebrados por las autoridades de un colegio o de un club deportivo a los cuales asisten muchas personas.

Con respecto al término en sí, la etimología de barbacoa es muy interesante. En sus orígenes, apareció en Haiti la palabra barbecue, usada por los taínos que encontraron Colón y otros inmigrantes cuando llegaron al continente americano con el propósito de conquistar nuevas tierras. Los taínos eran unos aborígenes provenientes de América del Sur, que llegaron en botes a las islas del Caribe hace más de seis siglos, principalmente a Guarania.

Los haitianos usaban unas parrillas que denominaban de esta forma para asar carne, y los españoles se apropiaron del término. A pesar de lo que muchos puedan pensar, barbacoa no deriva del inglés, sino que llegó a este idioma luego de haber pasado por el nuestro. En algunos países de habla hispana, como ser Chile, se usa la palabra inglesa, aunque se pronuncia de forma que utilice los sonidos propios del castellano; en este caso particular, la pronunciación es “barbiquiú”.

Según otra de las diversas versiones de la etimología de barbacoa, el término original pertenecía a los mayas, y su traducción al castellano sería “carne cubierta con tierra”.

Se conoce como salsa barbacoa, por último, a un aderezo que se utiliza para acompañar la carne asada. Entre sus ingredientes suele incluir salsa de tomate, miel, especias y vinagre.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de barbacoa (https://definicion.de/barbacoa/)