Definición de bodrio

El término germánico brod, que puede traducirse como “caldo”, constituye la raíz etimológica de bodrio. El primer significado del concepto que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) hace alusión a un caldo que se realizaba con sobras y que solía darse a los pobres a modo de caridad.

Bodrio

Ya en la Edad Media se utilizaba la idea de bodrio para referirse a ciertos caldos o guisos, por lo general pobremente condimentados. Así se hablaba de bodrio de cerdo, bodrio de pescado, etc.

Las mujeres que acababan de dar a luz o que tenían un embarazo avanzado, por su parte, solían ingerir el bodrio de parturienta, cuya receta llevaba leche, huevo y azúcar.

Se llamaba bodrio de peregrinos o sopa boba, por otro lado, a los restos de comida que los clientes de un bar o un restaurante no ingerían y que se entregaban a sujetos a cambio de la interpretación de una canción o de la declamación de algún poema.

En la actualidad, la noción de bodrio se utiliza en sentido peyorativo para referirse a algo que no está bien hecho o que resulta de mal gusto. Por extensión se califica como bodrio a aquello que es aburrido. Por ejemplo: “¡Esta telenovela es un bodrio! Todos los capítulos son parecidos entre sí y no hay ninguna intriga”, “Los críticos coincidieron en afirmar que el nuevo filme del cineasta estadounidense es un bodrio”, “Esta fiesta es un bodrio: mejor vayámonos a otro lado”.

Un partido de fútbol, una conferencia y un concierto también pueden mencionarse como bodrios si no resultan entretenidos. Se trata de un caso como tantos otros, en el cual nos encontramos frente a un término que en la actualidad tiene un uso prácticamente vulgar o informal y que en un principio hacía referencia a cuestiones muy diferentes. Por otro lado, no es una palabra que se utilice en todos los países de habla hispana ni en todas las regiones, por lo cual hay muchas personas que jamás la han oído, ni con un significado ni con el otro.

Como es de esperarse, existen sinónimos en todos estos sitios donde no se usa, e incluso donde es común, y con ellos es posible expresar lo mismo con diferentes grados de formalidad. En un país donde sí se haga uso de la palabra bodrio para expresar que algo es muy aburrido, siempre es posible describirlo con adjetivos como adormecedor, tedioso o insoportable, entre otros; si quisiéramos mantenernos dentro del grupo de los sustantivos, entonces bien podríamos optar por suplicio, tortura, martirio o padecimiento, aunque sean un tanto exagerada en este contexto.

Por lo general, decimos que algo es un bodrio cuando nos vemos obligados a soportarlo, aunque también es posible apelar a este sustantivo para calificar una obra o tarea a la que nos hayamos acercado momentáneamente con total libertad y que hayamos dejado incompleta, precisamente a causa de no poder soportarla hasta el final. Dicho esto, es más común su uso entre los jóvenes que los adultos, justamente por esa fuerza que suele caracterizarnos cuando todavía no sentimos el peso de la responsabilidad, y que nos permite quejarnos de todo lo que no se adapta a nuestras necesidades y gustos.

Los estudiantes reacios a la literatura pueden hacer uso este término para describir los libros que los obligan a leer en el colegio, así como los que detestan las matemáticas pueden referirse a la trigonometría tildándola de bodrio. En cualquier caso, siempre debemos tener en claro que se trata de opiniones, de comentarios subjetivos que de ninguna manera deben ser tomados como una verdad absoluta o incuestionable.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de bodrio (https://definicion.de/bodrio/)