Definición de brunch

La Real Academia Española (RAE) no incluye el término brunch en su diccionario. El concepto procede de la lengua inglesa y se forma a partir de dos vocablos: breakfast (que puede traducirse como “desayuno”) y lunch (que significa “almuerzo”).

Brunch

El brunch es una comida que se ingiere a última hora de la mañana, en un horario posterior al desayuno. De todos modos puede tomarse hasta algunas horas después del horario habitual del almuerzo. Se trata de una combinación entre ambos que es tradicional de Inglaterra y Estados Unidos y que, con los años, se expandió por el mundo.

El brunch se toma después de las diez de la mañana y antes de las cuatro de la tarde. Entre los alimentos que puede incluir se encuentran los fiambres, los embutidos, las frutas, las facturas (bollos) y diferentes clases de panes. Incluso pueden presentar carnes y sopas. No olvidemos que en muchos países se acostumbra desayunar alimentos que otros son propios del almuerzo o la cena.

En algunos hoteles es habitual que, durante los fines de semana, se brinde a los huéspedes la posibilidad de elegir un brunch. En este caso la modalidad más usual es presentar un buffet para que la gente pueda servirse a su gusto. También hay restaurantes que ofrecen menús de brunch a sus comensales.

A nivel doméstico, el brunch es una buena opción cuando una persona se levanta tarde de la cama. Si se desayuna muy tarde, esta comida queda demasiado cerca del almuerzo, o el almuerzo debe retratarse. Por eso es posible combinar desayuno y almuerzo en un brunch y satisfacer de este modo las necesidades calóricas.

En nuestra lengua, uno de los términos con el cual podemos evitar este anglicismo es tentempié, que puede definirse como un refrigerio, es decir una pequeña cantidad de comida, que ingerimos fuera de los horarios convencionales del desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena para recuperar la energía y así poder continuar desempeñando nuestras actividades, como ser el trabajo o el estudio.

Si bien el tentempié no siempre se corresponde con el brunch, los estudiosos de la lengua castellana recomiendan recurrir a términos propios cuando sea posible. Una diferencia fundamental entre estos dos conceptos es que el brunch ya se ha convertido en una tendencia a nivel mundial, a través de recetas convencionales que podemos preparar en nuestras casas o comprar en miles de tiendas; el tentempié, por otro lado, no se rige por ninguna regla más que ubicarse entre las comidas y no ser tan abundante como para interferir en nuestras tareas.

Si nos remitimos a la historia de esta palabra anglosajona, en un principio se usaba para definir los refrigerios que los feligreses tomaban a media mañana después de la misa del domingo, en el barrio del Bronx de Nueva York, en Estados Unidos. Más tarde, adquirió un significado similar al de nuestro tentempié, aunque su finalidad era recuperar las fuerza los fines de semana por la mañana, luego de una noche de fiesta de la gente de la alta sociedad neoyorquina.

En resumen, el brunch es el alimento que se ingiere entre dos comidas, especialmente entre el desayuno y el almuerzo, y al día de hoy es típico en muchas partes del mundo. En el ámbito de los negocios también tiene una gran importancia, sobre todo en el continente europeo, donde es común que las reuniones se interrumpan durante unos minutos para que los participantes puedan descansar y tomar algo. Uno de los nombre que recibe en este contexto es “pausa para el café”, aunque no deja de responder a la misma definición de brunch expuesta hasta el momento.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de brunch (https://definicion.de/brunch/)

Buscar otra definición