Definición de caducifolio

La etimología de caducifolio nos lleva a dos vocablos latinos: cadūcus (que puede traducirse como “caduco”) y folium (cuya traducción es “hoja”). Como estos conceptos lo sugieren, el término caducifolio se emplea como adjetivo para aludir a las plantas, los arbustos o los árboles cuyas hojas caducan.

Caducifolio

Esto quiere decir que, al llegar una cierta época del año, las especies caducifolias pierden sus hojas, ya que éstas se secan y se desprenden. Por los tanto hay un periodo donde los árboles caducifolios carecen de follaje.

Mientras que las plantas caducifolias pierden sus hojas en algún momento, las plantas perennifolias mantienen el follaje de manera permanente. De este modo, las perennifolias siempre tienen hojas verdes, a diferencia de las caducifolias.

Es importante mencionar que ciertos árboles caducifolios, luego de perder sus hojas, florecen. Esta acción contribuye a la polinización ya que las flores son fácilmente detectadas por los insectos ante la falta de follaje. Además el viento se encarga de dispersar el polen con mayor eficacia. Esta floración de las plantas caducifolias, de todos modos, exige un mayor esfuerzo al vegetal y no siempre resulta exitosa debido a que las bajas temperaturas pueden dañar a las nuevas flores.

Un ejemplo de árbol caducifolio es el nogal, cuyo nombre científico es Juglans regia. Esta especie, que puede alcanzar una altura de veinticinco metros, presenta hojas alternas de unos treinta centímetros de largo que, en un determinado momento del año, caen al suelo. Cabe destacar que el nogal es explotado por el hombre gracias a la calidad de su madera y a la nuez, un fruto comestible que presenta una elevada cantidad de proteínas, ácidos grasos omega 3 y vitaminas B y C.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de caducifolio (https://definicion.de/caducifolio/)